#Proponen redefinir el éxito terapéutico en el #VIH

Postado em

El tratamiento actual del VIH es eficaz, seguro, bien tolerado y fácil de cumplir; el 100% de los pacientes tratados están en supresión virológica, de ahí que los profesionales sanitarios implicados busquen nuevos parámetros para definir el éxito terapéutico.

Josep María Llibre, del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona; María José Fuster, de SEISIDA; Amaya Echevarría, directora de la Unidad de Negocio de VIH de Gilead España, y Santiago Moreno, del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.

“En los más de treinta años del VIH, la triple terapia ha permitido transformar la vida de los pacientes convirtiendo la enfermedad de mortal en crónica, erigiéndose como el standard of care actual para tratar la infección. Y esto es así porque la triple terapia ha demostrado su eficacia con miles de pacientes tratados con éxito en España y millones en el mundo a lo largo de estos años, lo que se traduce en una importante evolución que nos permite iniciar una nueva etapa en el abordaje del virus”, ha afirmado Santiago Moreno, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid en un encuentro con medios para presentar el proyecto denominado MoVIHmiento RET (Redefinición del Éxito Terapéutico), impulsado por Gilead.

Este proyecto multidisciplinar busca, a través de la colaboración con buena parte de los agentes involucrados en el abordaje del VIH (médicos, pacientes, farmacéuticos, entre otros), cuáles han de ser los parámetros a tener en cuenta para garantizar el éxito terapéutico en los pacientes con VIH, en un momento en que las necesidades y expectativas de estos pacientes son muy diferentes a las de hace años. “La triple terapia antirretroviral alcanza una supresión máxima y duradera del ARN del VIH en plasma; restaura y preserva la función inmunológica; recude la morbilidad asociada al VIH y previene la transmisión del virus. Son objetivos cumplidos, por eso hay que dar un paso más”, ha animado Moreno.

La terapia antirretroviral (TAR) consigue la supresión virológica “en el 100% de los pacientes”, ha recalcado Josep María Llibre, de la Unidad de VIH del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona. Y si hasta ahora el control virológico ha sido el marcador que definía el éxito del tratamiento, hoy ese indicador fundamental se da por supuesto y se busca añadir “otros relacionados con la salud global del paciente”, ha expuesto Amaya Echevarría, directora ejecutiva de la Unidad de Negocio de VIH de Gilead España.

De ahí que el proyecto MoVHimiento RET coloque al paciente en el centro con la finalidad de que se convierta en una parte más activa del proceso y tenga un peso aún mayor en cuanto a la toma de decisiones sobre su salud a largo plazo. Asimismo, el programa incluye la celebración de reuniones con profesionales sanitarios de primer nivel para discutir el impacto de los tratamientos en la salud del paciente, tanto en el momento actual, como en el futuro. De esta forma se analizarán los beneficios del inicio rápido del tratamiento, el efecto del proceso inflamatorio en el paciente VIH, las posibles afecciones del sistema nervioso central o la relevancia de las comorbilidades en la salud cardiovascular.

“Más del 50% de las personas infectadas tiene más de 50 años y con una expectativa de vida elevada, con lo que uno de los retos está en cómo los TAR interactúan con otras medicaciones que tendrán que tomar en el futuro y minimizar los efectos adversos que puedan afectar a su calidad de vida en el largo plazo. Con este proyecto pretendemos desarrollar y publicar unas recomendaciones que permiten al profesional sanitario evaluar el éxito terapéutico en los pacientes con VIH de una forma acorde a los estándares actuales”, ha apuntado Llibre. De los diversos criterios que definen la excelencia en el TAR que ha enumerado, destacan el que tenga una alta barrera frente a las resistencias; efectividad en todas las personas, sin riesgo de pérdida de actividad por selección inapropiada y que sea activo y seguro sin test iniciales, de forma que permita el inicio del tratamiento rápido (en la misma semana del diagnóstico) o incluso, si la estructura asistencia así lo permite, inmediato (en el mismo día).

Entre las acciones que se realizarán en 2020 se encuentra la puesta en marcha de una encuesta transversal junto a SEISIDA para conocer la opinión de la comunidad médica y los pacientes con VIH sobre las características del tratamiento antirretroviral y su relación con las diferentes variables de la salud. Como médico y representante de esta organización, María José Fuster ha incidido en la importancia de utilizar los cuestionarios de síntomas reportados por el paciente (PRO) a la hora de identificar signos clínicos que normalmente el médico no observa durante la anamnesis habitual que realiza al paciente.

También ha destacado la propuesta de añadir un cuarto objetivo al triplete marcado por ONUSIDA para 2020 (90% de las personas con VIH diagnosticadas, un 90% de ellos en tratamiento, y el 90% de estos en supresión viral). Se sumaría el objetivo de un 90% de los que alcanzan la supresión viral con buena salud global y una adecuada calidad de vida.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s