#El #aceite de oliva confirma su #efecto cardioprotector en EEUU

Postado em

Un estudio, en el que colaboran investigadores del Ciberobn, avala los efectos de ‘Predimed’ mostrando que el aceite de oliva reduce los infartos en población estadounidense

Aceite de oliva
El consumo de aceite de oliva es beneficiosos para la salud

Un estudio de la Universidad de Navarra (UNAV) y de la Universidad Rovira i Virgili, de Reus, adscritos al Ciberobn, en colaboración con la Universidad de Harvard, han confirmado en las cohortes estadounidenses del Estudio de Salud de las Enfermeras y del Estudio de Seguimiento de Profesionales de Salud el efecto beneficioso a largo plazo entre el consumo de aceite y la salud cardiovascular.

Según ha explicado a DM, Miguel Ángel Martínez-González, investigador principal del Estudio Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea), investigador de la UNAV y coautor del trabajo, los resultados de la investigación, que se publica en el Journal of the American College of Cardiology, “permiten replicar con el mejor estudio de Estados Unidos lo que habíamos hecho con Predimed en España”, donde se observó una reducción del 30 por ciento en el conglomerado de ictus, infarto y muerte cardiovascular con dieta mediterránea.

Para realizar el trabajo se han analizado los datos de ambas cohortes nutricionales y del estilo de vida de más de 90.000 personas (61.000 mujeres y 32.000 hombres) durante más de 24 años, en los que se produjeron 9.797 casos de patología cardiovascular grave. “En estos últimos años los norteamericanos han ido consumiendo más y más aceite de oliva. No llegan a los niveles del consumo en España, pero ya ha aumentado como para que se pueda valorar”.
Sin embargo, ahora los resultados que “ya habíamos hallado en España se reproducen en un estudio independiente y con mucha fuerza”. De hecho, en Estados Unidos se ha observado una reducción relativa de los infartos de un 18% (con un margen de confianza entre 9% y 27%), por cada media cucharada sopera más de aceite de oliva consumido, independientemente de otros factores.

El trabajo ha analizado el uso del aceite de oliva y se ha observado su efecto sobre el infarto, aunque “no llega a ser significativa en ictus, algo que sí se veía en Predimed. En ambos trabajos se observa que reemplazar la nata, la mantequilla y la margarina por aceite de oliva concede una protección. Sin embargo, en la cohorte norteamericana al reemplazar aceite de semillas –de linaza, de girasol, de soja, etc.- por aceite de oliva el efecto es prácticamente es igual. Creemos que este resultado se debe a que no se ha utilizado aceite de oliva virgen extra”.

Así, aunque no fue posible diferenciar entre el aceite de oliva común y el virgen extra, “otros estudios han encontrado que el aceite de oliva virgen extra tiene mayores beneficios en prevención vascular, probablemente por su contenido en antioxidantes, polifenoles, vitaminas y otros compuestos bioactivos”. No obstante, según Martínez y Jordi Salas-Salvadó, de la Universidad de Reus, el nuevo estudio es un argumento para defender que cualquier tipo de aceite de oliva constituye una magnífica elección para sustituir las grasas animales y saturadas en todos los usos culinarios.

Martínez ha recordado que estas cohortes no son representativas de la población. “Lo mismo ocurre con el estudio Framingham, que nos ha dado todas las pistas sobre los factores de riesgo cardiovascular. La extrapolación que se puede hacer a la población general no depende de que la cohorte sea representativa sino de mecanismos biológicos”.

Aceite de oliva virgen extra, modelo ideal de grasa culinaria

Otra de las grandes diferencias entre Predimed y el trabajo publicado en JACC se centra en que el trabajo español es un estudio de intervención para modificar el patrón dietético, en el que los participantes recibieron aceite de oliva virgen extra para su consumo, mientras que el norteamericano es un trabajo observacional.

“Ahora mismo el buque insignia en la investigación en epidemiología son estas cohortes norteamericanas. El hecho de que nos avalen de esta manera los resultados que llevamos años observando en España es una gran alegría muy grande para la investigación española. Ya no pueden quedar dudas de que todos los tipos de aceite de oliva se asocian a un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Se debe considerar a la luz de la ciencia actual como el modelo ideal de grasa culinaria ”, ha concluido Martínez.

 

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s