#COVID-19: buscan probar si un #ácido graso omega-3 previene #contagios en #personal de salud

Postado em Atualizado em

BUENOS AIRES, ARG. Un ensayo clínico en Argentina buscará comprobar si aceite de pescado de prescripción enriquecido con ácido etil-eicosapentaenoico (etilo de icosapento), un ácido graso omega-3, previene el contagio de COVID-19 o reduce la severidad de los síntomas entre personal de la salud altamente expuesto al virus, anticipó uno de los investigadores principales.

El estudio está actualmente siendo evaluado por las autoridades regulatorias argentinas para su aprobación. Y el protocolo contempla la participación de 1500 voluntarios sanos o presuntamente sanos, quienes van a tomar el medicamento (Vascepa, Amarin) o un placebo durante dos meses.

“La expectativa es que, como mínimo, se reduzca un 30% el riesgo de contagio”, aseguró a Medscape en español el Dr. Rafael Díaz, director de Ensayos Clínicos Latinoamérica, quien ha participado de más de medio centenar de ensayos clínicos multicéntricos publicados en revistas como The Lancet, The New England Journal of Medicine y Circulation.

“Si los resultados fueran positivos, sería lo más fascinante que haya visto en mi vida”, aseguró el Dr. Díaz. “Si cuesta poco, tiene muy pocos efectos adversos y es ampliamente aplicable, sería una vacuna sin que sea una vacuna”.

El director del comité ejecutivo del estudio será el Dr. Deepak Bhatt, profesor de medicina en Harvard University y director ejecutivo del programa de intervenciones cardiovasculares del Brigham and Women’s Hospital, en Boston, Estados Unidos, quien lideró el estudio REDUCE-IT que probó que dosis altas del ácido etil-eicosapentaenoico reducen el riesgo de eventos cardiovasculares mayores en pacientes con hipertrigliceridemia más enfermedad cardiovascular o diabetes y un factor de riesgo adicional.

El nuevo estudio se va a sumar a una lista de medio centenar de estudios clínicos registrados en Clinicaltrials.gov que buscan documentar la eficacia y seguridad de intervenciones preventivas de COVID-19 con medicamentos, nutrientes o vacunas en personal de la salud.

La mayoría de estos estudios se centran en hidroxicloroquina (solo o en combinación con azitromicina, bromhexina, zinc o vitaminas), pero también hay otros que intentan evaluar cloroquina, vacunas del bacilo Calmette-Guérin (BCG) o contra sarampión, óxido nítrico, vitamina D3, yodopovidona intranasal, melatonina o incluso lactobacilos, entre otras intervenciones. Una decena estos estudios están programados para realizarse en España, Brasil, Colombia y México.

Fundamentos biológicos

Según describió el Dr. Díaz, hay tres mecanismos de acción que podrían sustentar la utilidad de los ácidos grasos omega-3 y, en particular, del ácido eicosapentaenoico (EPA), en la prevención o tratamiento de COVID-19.

Por un lado, estudios in vitro sugieren que los ácidos grasos insaturados, especialmente los ácidos eicosapentaenoico y docosahexanoico (DHA), pueden interferir con la envoltura lipídica de los virus, afectar su funcionalidad y evitar la endocitosis, que es el paso previo a su replicación intracelular. Es un efecto “probablemente antiviral”, manifestó el Dr. Díaz.

Al interferir con la membrana viral, los ácidos grasos omega-3 podrían tener una acción viricida, es decir, actuar sobre la estructura completa del virus en el medio extracelular, señaló a Medscape en español la viróloga Laura Alché, Ph.D., directora del Laboratorio de Virología, Agentes Antivirales y Citoprotectores de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales en la Universidad de Buenos Aires, quien no participará del estudio.

“Sin embargo, habrá que probar y ver si esos efectos también se verifican in vivo“, expresó Alché. “Eso no siempre ocurre”.

Por otro lado, parte de los beneficios cardiovasculares documentados en el estudio REDUCE-IT podrían atribuirse a los “comprobados” efectos antitrombóticos y antiinflamatorios del ácido etil-eicosapentaenoico, aseguró el Dr. Díaz, lo cual podría actuar de manera positiva en la etapa tardía de la enfermedad si los participantes del estudio contraen la infección.

En el material bibliográfico que respalda el estudio, los investigadores citan, por ejemplo, un metanálisis de 2018 que mostró que la suplementación con ácidos grasos omega-3 puede reducir la tasa de mortalidad por sepsis y síndrome de dificultad respiratoria aguda en adultos inducida por sepsis.[1]

De hecho, hace menos de un mes, investigadores italianos propusieron que, por su función en la reducción de especies reactivas de oxígeno y citocinas proinflamatorias, los ácidos grasos omega-3 “deberían ser considerados para potenciales intervenciones en COVID-19”.[2]

Diseño del estudio

Según el diseño del estudio que se contempla realizar en Argentina, el personal de salud participante debería ser sometidos a un hisopado para prueba de reacción en cadena de polimerasa (PCR), así como a un test serológico, en el día cero y a los dos meses.

En el grupo activo, después de una dosis de carga de 8 gramos/día durante tres días, los participantes van a tomar 4 gramos diarios de ácido etil-eicosapentaenoico (dos comprimidos a la mañana, y otros dos a la noche). “Es la misma dosis del estudio REDUCE-IT”, aseveró el Dr. Díaz.

En el caso de los participantes que contraigan COVID-19 en el lapso de estudio, los investigadores examinarán si hay diferencias en la evolución en ambos grupos según una escala ordinal de seis puntos que mide la severidad de la infección.

Una vez conseguida la aprobación del estudio por las autoridades regulatorias y el comité de ética, se deberá importar la medicación del estudio, que no se comercializa en el país. El Dr. Díaz confía que se podría empezar a reclutar participantes en el curso de un mes.

“Si los resultados son positivos, imagino que se podría distribuir la medicación a todo el mundo y a un bajo precio. Por otra parte, como no tiene protección de patente, podría ser fabricado por cualquier laboratorio”, enfatizó el Dr. Díaz, quien añadió que él y los otros investigadores participantes decidieron no recibir honorarios por este ensayo.

Para la viróloga Alché, aunque una vacuna efectiva es la principal apuesta para derrotar la pandemia, también es importante investigar en fármacos antivirales que pueden ser tanto una alternativa del tipo “mientras tanto” como una solución a largo plazo.

El personal de salud en la primera línea de batalla ha sido particularmente afectado por la pandemia, que, a la sobrecarga de trabajo, le suma el temor al contagio. Médicos españoles encuestados informaron la situación como de incertidumbre, caos, inseguridad, improvisación, desastre, abandono, desorganización, agotamiento, ansiedad, impotencia, indignación y confusión.

“Cada profesional maneja la situación como puede. Mi hija, pediatra, que está en la primera línea de atención, tiene miedo a enfermarse, no tanto por ella, sino por el hecho de que pudiera transmitir el virus a otros”, dijo a Medscape en español la Dra. Carlota Russ, infectóloga pediatra, miembro del comité de expertos que asesora al presidente argentino Alberto Fernández en el manejo de la pandemia.

¿Una medicación preventiva podría ser de ayuda? Quizás. Pero la Dra. Russ dijo que todavía no hay ninguna prueba de que haya una intervención farmacológica que funcione, más allá de las medidas de salud pública como distanciamiento social, lavado de manos y uso de barbijo (mascarilla).

Fuera del contexto de ensayos clínicos, “no recomendaría a nadie que tome ninguna medicación supuestamente preventiva, porque no hay pruebas y pueden tener efectos adversos”, finalizó.

El estudio será financiado por la compañía Amarin. El Dr. Díaz, la viróloga Alché, Ph. D., y la Dra. Russ han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s