#La relación entre #Covid-19 y #contaminación cobra cada vez más fuerza

Postado em

Estudios realizados en Italia y China y han demostrados que las regiones con mayor número de casos de enfermos con coronavirus son las que más contaminación tienen.

Contaminación y tráfico

Cada vez cobra más fuerza la relación entre Covid-19 y exposición a  la contaminación, como se ha visto en diversos estudios realizados en China y Italia, según ha expuesto Isabel Urrutia Landa, coordinadora del Área de Enfermedades Respiratorias Ocupacionales y Medioambientales de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), que ha participado este jueves en un webinar organizado por esta sociedad científica.

Según Urrutia, “se ha comprobado que la propagación de la Covid-10 estaba aumentada en algunas regiones y que en Italia había zonas especialmente afectadas por esta enfermedad y que eran zonas que estaban vinculadas a condiciones ambientales peores que las del resto de Italia”. El estudio italiano Air Pollution and the Novel Covid-19 Disease: a Putative Disease Risk Factor, sostiene que el material particulado, compuesto por partículas sólidas y líquidas, permite dejar flotar en el aire más tiempo y ser generaban distancias mayores, y que la tasa de activación estaba aumentada en presencia de zonas con mayor humedad relativa y estaba disminuida en climas cálidos.

La experta ha mencionado el trabajo de unos investigadores chinos que se plantearon la misma hipótesis. Así, analizaron 20 ciudades chinas y la foto de las que registraron mayores casos de Covid-19 eran las más contaminadas.

Aumento de la mortalidad

La evidencia científica también ha constatado que por “cada aumento de 10 micras por metro cúbico aumentaba la mortalidad”, y que, especialmente, “el aumento del dióxido de nitrógeno (NO2) suponía un aumento de mortalidad por Covid-19″, ha destacado Urrutia.

Por ello, la hipótesis que manejan los autores del estudio Assessing nitrogen dioxide (NO2) levels as a contributing factor to coronavirus fatality es: “¿Se puede pensar que en las zonas más contaminadas aquellos enfermos que se han infectado por Covid-19 y desarrollan una neumonía vírica se van a morir más”. La conclusión es que los factores asociados con mayor riesgo de mortalidad en aquellas personas infectadas por Covid-19 son la edad avanzada y sufrir hipertensión, cardiopatía, diabetes o insuficiencia renal, y que estas enfermedades son patologías cuya incidencia se ha visto que puede estar causada por la exposición a largo plazo a la contaminación, sobre todo a NO2″. Urrutia ha mencionado otra conclusión y es que la causa probable de la muerte es una liberado descontrolada de citoquinas, que vienen de una reacción del sistema inmune y por esa liberación los afectados sufren un distrés respiratorio y se mueren”.

La experta recuerda que esta investigación se ha llevado a cabo en 66 regiones administrativas de España, Francia, Italia y Alemania y estudiaron la concentración de NO2 en la troposfera y vieron las cifras de enero y marzo de 2020 y vieron que de los 4.443 falledios en marzo, el 83% habían estado expuestos a unas cifras mayores de 100 micromoles por metro cuadrado de NO2; el 15,5%, a 50-10 micromoles, y el 1,5%, a menos de 50, lo que significa que “la mortalidad descendía según la exposición a NO2“, ha aclarado Urrutia. Asimismo, detectaron dos zonas calientes de altas concentraciones de NO2 en Madrid y norte de Italia y supusieron que la exposición crónica a este contaminante puede ser un alto contribuidor a la mortalidad por Covid-19.

Partículas en suspensión PM 2,5

En su opinión, merece la pena señalar otro trabajo Exposure to air pollution and Covid-19 mortality in the United States, que se plantea la siguiente hipótesis: “La exposición a largo plazo a las partículas en suspensión de menos de 2,5 micras (PM 2,5) aecta al sistema respiratorio y cardiovascular, puede exacerbar la gravedad de la Covid-19 e incrementar el riesgo de muerte en los enfermos”. En esta ocasión, los datos se extrajeron de 3.000 condados hasta abril y se midieron los PM2,5 y la mortalidad ajustada por tamaño poblacional, camas hospitalarias, individuos con test, clima, variables socioeconómicas, obesidad y tabaco. Con todo, llegaron a la conclusión de que un aumento de un solo microgramo por metro cúbico de PM2,5 se asocia con un 15% de incremento de la mortalidad.

Eso sí, la portavoz de Separ, se ha mostrado prudente y dice todos estos “resultados son preliminares y son estudios realizados en muy poco tiempo, por lo que hace falta más evidencia”.

En España

Respecto a España, Urrutia ha adelantado que han comenzado a introducir los datos de todos los pacientes con neumonía Covid que han tenido en el hospital de Galdákano y Cruces y en otro de Barcelona y de Valencia, en el que se va a tener encuenta variables como fastores de riesgo, tratamientos, medidas tomadas, qué se ha hecho bien y áreas de mejoras. “Una de las ideas es valorar es la exposición a contaminantes de esas zonas y si ver si la contaminación es un factor de riesgo de gravedad para Covid”.

Por otra parte, ha anunciado que Separ ha propuesto y se va a hacer un estudio de Covid-19 en toda España.

Julio Díaz Jiménez, del Departamento de Epidemiologia y Bioestadística de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III, de Madrid, Madrid, participante en el encuentro también ha afirmado que tienen en marcha un proyecto subvencionado para ver si los lugares más contaminados están más afectados por Covid-19 y van a incluir la variable de la contaminación acústica.

Planes integrales

Para Díaz Jiménez, lo más importante es desarrollar planes de acción integrales que incluyan medidas que aborden todos los factores de riesgo medioambientales que inciden en la salud de la población. “Por ejemplo si se prevé la llegada de una masa de aire sahariano a España en verano, se sabe que la mitad de los días o más habrá una ola de calor y se ha visto que esos días aumentarán las temperaturas, las pm, el NO2, el ozono…, por lo que no tiene sentido establecer sólo un plan de ola de calor sin tener en cuenta que también van a aumentar los contaminantes. Hay que tener un plan de ola de calor más contaminantes”. Por eso, apuesta por planes que en la primera parte contemplen una serie de indicadores (temperatura, calidad del aire, casos de salmonela…) y cuando se superen y se piense que se van a superar, activar esos planes y después cuantificar el impacto y saber qué acciones llevar a cabo. “En algunos casos esas acciones serían sólo informativas para prevenir a la población y alertar a los servicios sanitarios, como ya se está haciendo con la ola de calor. En otros casos, como el polvo sahariano, se pueden bajar los niveles de contaminación de origen antrópico en la ciudad, lo que significa imponer medidas restrictivas a los vehículos“.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s