#Las #proteínas desordenadas del #SARS-CoV-2 pueden guiar hacia nuevas formas de combatir el virus

Postado em Atualizado em

Bloquear la infección es el papel que podrían jugar las denominadas proteínas desordenadas del coronavirus y que pueden convertirse en importantes dianas terapéuticas.

Los centros nacionales de Microbiología y Epidemiología trabajan activamente frente al coronavirus.
Los centros nacionales de Microbiología y Epidemiología trabajan activamente frente al coronavirus.

Desentrañar las proteínas denominadas desordenadas y más desconocidas del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19, es uno de los objetivos de un nuevo proyecto que van a comenzar investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Al tratarse de proteínas más versátiles que las comunes y que pueden interactuar con muchas de ellas, tienen una mayor influencia en las redes reguladoras que determinan la actividad de las células.

Mediante estas proteínas desordenadas, el virus tiene mayor capacidad de alterar las redes internas de las células que infecta. Conocerlas puede servir para identificar nuevas formas de atacar al coronavirus para bloquear la infección.

Estas proteínas desordenadas no son “visibles” por las técnicas habituales (cristalografía de rayos X o microscopía crioelectrónica), por lo que un equipo del Instituto de Química Física Rocasolano (IQFR-CSIC) utilizará la espectroscopía de resonancia magnética nuclear (RMN). El estudio se realizará en el Laboratorio Manuel Rico, que forma parte de la Infraestructura Científica Técnica Singular para RMN Biomolecular.

Elementos esenciales para regular las redes celulares

“Normalmente, las proteínas comunes adoptan una estructura rígida y bien definida que es esencial para su función biológica”, explica Douglas V. Laurents, del IQFR-CSIC, que dirige el proyecto junto a Miguel Mompeán, también del citado centro, quien señala que, en los últimos veinte años, sin embargo, ha quedado claro que existe otra clase importante de proteínas que están intrínsecamente desordenadas, que carecen de una estructura bien definida,que las convierte en elementos esenciales de las redes reguladoras de las células humanas, por ejemplo.

El coronavirus SARS-CoV-2 está constituido por alrededor de unas 30 proteínas, la mayoría de las cuales son proteínas con una estructura y, por tanto, función bien definida, que ya han sido determinadas prácticamente en su totalidad por cristalografía de rayos X o microscopía crioelectrónica.

 

Sin embargo, “las proteínas desordenadas restantes no pueden estudiarse por estos métodos, lo que supone un impedimento para la caracterización completa del SARS-CoV-2 y un importante vacío de conocimiento, dado que el número limitado de proteínas que componen el virus sugiere que todas pueden representar importantes dianas terapéuticas“, subraya Laurents.

El objetivo no es únicamente aumentar la comprensión de cómo funciona el virus, sino también usar el conocimiento generado para guiar el desarrollo de moléculas que actuarán como “parches de software” para impedir que las proteínas víricas desordenadas interactúen con las nuestras”, concluyen los científicos.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s