#Visualizan por primera vez la presencia del #SARS-CoV-2 en la #perniosis o #sabañones de los niños

Postado em

Se ha demostrado la presencia del coronavirus en células endoteliales mediante biopsia y se ha visualizado en algunas lesiones cutáneas.

Los sabañones son síntoma de la Covid-19.
Investigadores del Hospital Niño Jesús, de Madrid, ha visualizado lesiones cutáneas de la Covid-19.

Los equipos de Antonio Torrelo e Isabel Colmenero, de los servicios de Dermatología y Anatomía Patológica, respectivamente, del Hospital Niño Jesús, en colaboración con los servicios de Anatomía Patológica del Hospital 12 de Octubre y de la Fundación Jiménez Díaz, todos de Madrid, han conseguido demostrar “la presencia del coronavirus SAV-CoV-2 en las células endotelialesvisualizándose por primera en el mundo vez el virus en algunas lesiones de la piel que han sido biopsiadas”, explica a DM Torrelo, jefe de Dermatología del Niño Jesús. Paralelamente, el grupo ha descrito la presencia de daño vascular y la formación de pequeños trombos en los vasos afectados, hallazgos coincidentes con los observados y publicados en pacientes adultos afectados por la Covid-19 con enfermedad grave, tanto en la piel como en otros órganos diana.

Los datos de los análisis se publican en el British Journal of Dermatology y en Pediatrics Dermatology y han sido aceptados en otras publicaciones científicas. Torrelo, que es además presidente de la Sociedad Europea de Dermatología Pediátrica prepara, junto con profesionales de países que más cuadros de estas características han reportado, una revisión de todas las manifestaciones Covid en la edad pediátrica.

Con PCR negativa

Según Torrelo, las lesiones se han caracterizado, primero clínicamente y, después, histológicamente. “Lo más llamativo en los niños son las lesiones similares a los sabañones, que son más específicas de Covid y que hasta llegaron a verse 30 en una semana. Las perniosis se han manifestado en niños más cercanos a la adolescencia, que en niños muy pequeños. En neonatos, más esporádicos, hemos visto lesiones de Covid, como púrpura en los pies, por ejemplo. Este tipo de patología, fundamentalmente la perniosis, puede considerarse lesiones Covid, más aún cuando el virus se ha detectado en ellas mediante diversas técnicas de análisis antonomopatológico”.

Las investigaciones han permitido, por tanto, describir las características clínicas de una serie de pacientes con eritema pernio o perniosis, más conocido como sabañones, y otras alteraciones cutáneas relacionadas con la Covid, como lesiones tipo eritema multiforme y lesiones purpúricas en las plantas de los pies.

Curiosamente, señala el dermatólogo, “la mayoría de los pacientes sometidos a estudio habían dado negativo en la PCR y en serología. Probablemente se deba a que el periodo de detección por PCR has pasado o que si la erupción ha sido leve no ha generado anticuerpos, pero el virus sí se encuentra en el endotelio vascular”.

Daño endotelial presente

Estas manifestaciones, según Torrelo, son generalmente una manifestación tardía: el niño que presenta estas manifiestaciones seguramente ha estado expuesto al virus dos o cuatro semanas antes; es como una especie de reacción inmunológica; el virus desaparece de la garganta, pero sigue estando activo en los vasos sanguíneos, al igual que ocurre en los pacientes adultos”.

Colmenero indica que este tipo de lesiones pueden considerarse lesiones Covid y que el daño endotelial a su vez será el responsable, probablemente, de la respuesta inflamatoria que se genera y que incluye vasculitis y trombosis, por ejemplo, que es infrecuente en nuestros pacientes pediátricos. “En niños hablamos más de microangiopatía en pies y manos, que es como un mini-Covid severo, y que en adultos podría explicar la enfermedad más grave”.

Los hallazgos de este grupo de investigadores, son claves para entender la Covid y abren la puerta a futuras investigaciones encaminadas al “diagnóstico diferencial con otras alteraciones cutáneas en niños causadas por otros procesos virales”, según Torrelo, así como buscar los mecanismos que hacen que los niños, en su mayoría, no desarrollen formas graves de la enfermedad.

“Una parte importante de la explicación puede ser que en adulto, el endotelio no es vírgencomo el de los niños, y está sujeto a situaciones que lo han dañado previamente por otras enfermedades de base como la HTA, la diabetes o la obesidad. En niños, por el contrario, se están viendo lesiones en zonas más distales porque son más susceptibles a la isquemia. Pero todo esto son hipótesis que habrá que confirmar”, señala la especialista en anatomopatología.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s