#Jóvenes y #présbitas tempranos, los que más han empeorado su visión tras el confinamiento

Postado em

Así lo ha puesto de manifiesto un estudio realizado por Visión y Vida, que ha contado con 475 encuestas a población general y 1.947 cuestionarios de ópticos.

El 22,1% de los niños ha usado las pantallas 8 horas o más al día.
El 22,1% de los niños ha usado las pantallas 8 horas o más al día.

Estos casi cien días de confinamiento han sido más que suficientes para que la visión de la población se haya visto afectada. Y es que, el 57, 4% de la población que ha sido revisada por profesionales tras salir del confinamiento ha empeorado su visión, especialmente los que se sitúan en la franja comprendida entre los 12 y 19 años y los llamados jóvenes présbitas, con edades entre 40 y 50 años.

Estos son los datos que se desprenden de un estudio realizado por Visión y Vida y que ha tenido dos patas: por un lado encuestas a la población general (han contado con 475 en total) y por otro, los cuestionarios respondidos por ópticos (en total 1.947), con la información obtenida de las revisiones realizadas una vez se ha levantado el confinamiento.

Según ha explicado Elisenda Ibáñez, coordinadora de Visión y Vida, de los cuestionarios recibidos por los profesionales, ocho de cada diez estudiantes de ESO y Bachiller han sufrido un empeoramiento de su visión durante la cuarentena. Además, “el 64,9% de los adolescentes han sufrido un cambio de graduación durante este periodo y uno de cada diez ha empezado a usar una compensación óptica por primera vez”. De estos últimos, el 7,7% ha empezado a utilizar gafas graduadas y el 2,4%, lentes de contacto.

Respecto a los jóvenes présbitas, el 63,3% le ha empeorado la visión. “A casi la mitad (un 47,2%) les ha cambiado la graduación tras este periodo de confinamiento y el 4,4% de este segmento utiliza gafas por primera vez y el 0,5% ha decidido utilizar lentillas multifocales tras este periodo”, ha añadido Ibáñez.

Revisiones

Lo cierto es que no se partía de una buena base, ya que, según el informe, solo un 17,3% se ha hecho una revisión este año; un 45,5% se había sometido a una revisión visual en 2019, y un 28,5% no ha acudido a una revisión en los últimos dos años, incluso han llegado a admitir que nunca se la habían hecho, algo que ha llamado poderosamente la atención a la experta.

La buena noticia es que un alto porcentaje de los usuarios participantes en la investigación (un 70,1%) ha afirmado que se someterán a un chequeo visual y la mitad lo hará antes de irse de vacaciones de verano.

Analizados los motivos por los que los usuarios acudían al óptico tras el confinamiento, según las respuestas de los profesionales, prácticamente la mitad lo hacía porque había detectado problemas en su visión tras estar tanto tiempo sin salir; el 33,5% porque percibió cansancio y fatiga ocular; el 14,2% por rotura o pérdida de sus gafas durante el confinamiento, y el 6,5% porque tenía problemas con las lentes de contacto.

Preguntados a los usuarios por los síntomas que sentían y que les hacía intuir que su visión era peor, el 44,5% manifestó haber sufrido dolor de cabeza; el 23,4%, visión borrosa; el 60,2%, sensación de forzar la vista, y el 30%, sequedad ocular.

Preocupación por los niños

Los promotores del informe han mostrado su preocupación por los más pequeños, puesto que preguntados a los padres sobre cuántas horas pasan los niños frente a las pantallas (ya sean móviles, tablet o televisión), “el 50,3% afirma que entre 4 y 8 horas/día y hasta un 22,1%, 8 horas o más“. Esto es llamativo cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que una hora al día en los más pequeños”. “La consecuencia es que 8 de cada diez tienen peor visión”, según el estudio.

Lo mismo pasa con los adultos, que preguntados por las horas que han estado frente a estas pantallas, el 77,2% ha afirmado que ha pasado el doble de tiempo ante estos dispositivos que antes.

Recomendaciones

Además de insistir en las revisiones periódicas, Salvador Alsina, presidente de Visión y Vida, ha recalcado una serie de recomendaciones para evitar la progresión de los problemas visuales en la población:

  • Practicar la relajación visual mirando a distancias lejanas.
  • Tener una exposición controlada a luz solar.
  • Disfrutar de un tiempo de ocio analógico.
  • Y mantener descansos periódicos.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s