#La #lesión cutánea acral por #coronavirus, en tela de juicio

Postado em

Dos nuevos estudios en ‘JAMA Dermatology’, uno de ellos llevado a cabo en el Hospital La Fe de Valencia, indican que aún hace falta más investigación para afirmar que el SARS-CoV-2 causa perniosis en los pies.

Dermatólogos del Hospital La Fe de Valencia.
Los autores del estudio, del Servicio de Dermatología del Hospital La Fe de Valencia, y su equipo de médicos internos residentes.

Dermatólogos de todo el mundo han referido series de pacientes donde se mostraban manifestaciones cutáneas que podían asociarse a la infección por el coronavirus SARS-CoV-2.

En estas series, incluida la publicada en British Journal of Dermatology con pacientes adultos, se describía un patrón acral de máculas, pápulas y/o vesículas purpúreas eritematosas.

Las perniosis descritas, que también se han denominado “dedos de los pies Covid”, se diagnosticaron coincidiendo con la pandemia y con relativa frecuencia en pacientes pediátricos.

Ahora un estudio del Servicio de Dermatología del Hospital La Fe de Valencia, y su equipo de médicos internos residentes, que se publica en The Journal of American Medical Association (JAMADermatology plantea otras hipótesis sobre las lesiones detectadas en piel en menores y su posible relación con la Covid-19.

En este trabajo, han analizado una serie de 20 niños y adolescentes de entre 1 y 18 años, atendidos en La Fe durante el mes de abril en quienes no han identificado el coronavirus como causante de ninguno de estos casos. Estas conclusiones coinciden con otro estudio similar realizado en hospitales belgas y que también se publica en este número de JAMA Dermatology. Ante los resultados expuestos en ambos trabajo, un editorial en la revista médica apunta a continuar con la investigación en la asociación de Covid-19 y lesión cutánea.

Juncal Roca, médica interna residente (MIR) de 4º año del Hospital La Fe y primera firmante del artículo, sintetiza a DM el mensaje principal de su investigación: “Con los métodos que se tienen disponibles en la mayoría de hospitales no hemos conseguido detectar coronavirus en los pacientes con estas lesiones cutáneas. Sin embargo, no estamos excluyendo la posibilidad de que estén relacionados”. De hecho, la especialista considera que no descartan continuar sus investigaciones utilizando otros métodos de detección más específicos, en concreto, técnicas de inmunohistoquímica o bien microscopía electrónica en biopsias de las lesiones.

En concreto, los médicos de La Fe llevaron a cabo este estudio prospectivo a 20 niños que consultaron en urgencias por pequeñas manchas violáceas en la piel de las manos y/o los pies que podían ulcerarse o acompañarse de algún nódulo. “Llamaba la atención que ninguno de estos niños había tenido fiebre u otros síntomas de la infección por coronavirus ni tampoco sus familiares o convivientes”, continúa Roca.

Lo menores fueron sometidos a un estudio exhaustivo que incluía una analítica completa, serologías y PCR para detección de coronavirus y de otros virus que podrían originar lesiones similares en la piel. “Además, en algunos de los casos, también se realizó una biopsia de piel para su estudio microscópico”.

Los resultados de esas pruebas descartaron en todos los casos la presencia del coronavirus u otros agentes víricos. Además, ni los menores ni sus convivientes presentaron durante la evolución síntomas de coronavirus, “y las lesiones de la piel se curaron sin dejar secuelas” apunta otro de los autores, Ignacio Torres- Navarro, especialista en Dermatología del Hospital La Fe, que acaba de terminar su residencia y que actualmente desarrolla un proyecto de investigación.

Maculopápula purpúrica en los dedos de los pies.
Maculopápula purpúrica en los dedos de los pies. (JAMA)

Posible relación con el confinamiento

Una hipótesis de estos investigadores que explicaría que no se haya demostrado al coronavirus como causante de las lesiones de su serie es que “podría tratarse de una manifestación de la infección por coronavirus muy tardía o bien que estas lesiones de la piel podrían estar originadas por otras causas todavía no identificadas, pero quizás relacionadas con los cambios en la vida diaria que han causado la pandemia y el ulterior confinamiento” señala Rafael Botella, jefe de Servicio de Dermatología del Hospital La Fe.

En este sentido, el equipo médico explica que se han realizado estudios similares en otros centros españoles y extranjeros, sin embargo, “no en todos ellos se ha realizado un estudio tan completo, con test de PCR y serología de todos los pacientes, ni un seguimiento posterior estrecho”. Por otro lado, “otros estudios de características similares al nuestro han llegado a conclusiones similares”, indica Roca.

Si bien es cierto que la relación de las manifestaciones de la piel con el coronavirus es aún controvertida, lo que resulta más relevante tanto para otros especialistas médicos como para los pacientes en el momento actual es que en todos los casos la evolución ha sido favorable.

Es decir, “en caso de que se tratase de un síntoma de SARS-CoV-2, sería una situación leve y poco transmisible a personas adultas o ancianas, que tampoco desarrollarían enfermedad grave” especifica Botella.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s