#Las #células madre de la grasa reducen en un 75% la #inflamación pulmonar por #Covid-19

Postado em

La terapia celular ofrece una respuesta antiinflamatoria pulmonar inmediata en pacientes críticos por la Covid-19.

Bolsa de plasma preparada para su uso clínico.
La terapia celular se ensaya mundialmente contra la Covid-19.

Equipos de los hospitales Fundación Jiménez Díaz y Gregorio Marañón, en Madrid, el Clínico Universitario de Salamanca y la Clínica Universidad de Navarra (CUN), en Pamplona, acaban de publicar los resultados de un programa de uso compasivo de terapia celular con células madre procedentes del tejido adiposo para el tratamiento de pacientes críticos, ingresados en UCI por neumonía, por la  Covid-19 en la que se ha observado que en el 75% de los pacientes tratados con esta estrategia la gran inflamación originada por el SARS-CoV-2 disminuyó y aumentó la actividad de su sistema inmunitario.

“En los tratados, la terapia celular originó una respuesta antiinflamatoria inmediata tras la inyección intravenosa en arteria pulmonar; se evidenció una “acción-reacción”, indica a DM Damián García Olmo, jefe de Departamento de Cirugía General y del Aparato Digestivo de la Fundación Jiménez Díaz, quien –como ya adelantó este periódico-, lleva a cabo, junto con el profesor Bernat Soria otro ensayo sobre terapia celular en Covid.

La estrategia se ha realizado mediante un programa de uso compasivo, autorizado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y los resultados se  acaban de publicar en EClinicalMedicine, del grupo de The Lancet. Actualmente, hay en marcha 50 ensayos clínicos en el mundo con terapia celular para Covid-19, 6 de ellos en España, siguiendo la estela del que se acaba de publicar, y en los que se plantean la utilización de diversas fuentes de células madre como la medula ósea, la grasa o la placenta.

La investigación ha evaluado la tolerabilidad y seguridad de la administración a los pacientes de células madre mesenquimales derivadas del tejido adiposo. “Otro de los puntos comúnes en todos los pacientes es que no se han observado efectos indeseables en el pulmón tras la administración intravenosa en arteria pulmonar, hecho que no se había realizado anteriormente con este tipo de terapia celular. La seguridad se ha confirmado, ya que no empeora la situación de los enfermos”, explica García Olmo.

Antiinflamatorias e inmunomoduladoras

Las células madre mesenquimales, conocidas como células multipotentes, pueden diferenciarse en diversos tipos celulares manteniendo una alta capacidad de renovación. Las procedentes de las células del tejido adiposo, los adipocitos, tienen efectos antiinflamatorios e inmunomoduladores, son de fácil acceso y presentan una gran capacidad de expandirse – también en el laboratorio- durante periodos de tiempo largos sin perder sus características.

“La terapia avanzada con células madre mesenquimales ya está aprobada para algunas enfermedades inflamatorias. A su vez, existe evidencia preclínica de que la administración intravenosa de esta terapia celular en modelos de infección respiratoria causada por virus reduce el daño pulmonar. Por este motivo, junto con el hecho del papel de la inflamación en la patogenia del daño pulmonar asociado al SARS-CoV-2, pensamos que podría ser una opción beneficiosa para los pacientes graves de Covid-19”, considera Felipe Prósper, investigador senior del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA,) director del Área de Terapia Celular y co-director del Servicio de Hematología y Hemoterapia de la Clínica Universidad de Navarra.

La administración intravenosa de esta terapia celular en modelos de infección respiratoria vírica reduce el daño pulmonar, según evidencia preclínica

Este programa de uso compasivo presenta los datos de un abordaje en el que, por primera vez, se ha tratado con células madre mesenquimales a 13 pacientes críticos por Covid-19 sometidos a ventilación mecánica. Según Francisco Fernández-Avilés, jefe de Servicio de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón, “todos los afectados se encontraban en estado crítico y habían recibido tratamiento previo con antivirales y antiinflamatorios, protocolo terapéutico empleado  hasta el momento para combatir la enfermedad”.

El ensayo ha consistido en la administración a los pacientes de entre una y tres dosis de estas células procedentes de donantes sanos, tratadas y almacenadas en las  unidades de Producción Celular  de los centros hospitalariso. “Dos semanas después de la primera dosis, 9 pacientes mejoraron su condición clínica y 7 estaban ya extubados y fuera de la UCI. En ningún caso observamos efectos adversos relacionados con el tratamiento”, subraya Fermín Sánchez Guijo, hematólogo responsable del Área de Terapia Celular del Hospital Universitario de Salamanca y del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL), y primer firmante del trabajo.

En esta serie preliminar de casos, los investigadores observaron una mejoría generalizada de los parámetros de ventilación, radiológicos y biológicos de los pacientes asociados a esta terapia celular. Sin embargo, y aunque los resultados obtenidos en este primer estudio abren la vía para seguir avanzando,  los especialistas consideran que los datos sobre eficacia en pacientes con neumonía por Covid-19, deben sustentarse en ensayos clínicos, que son los que verdaderamente demuestran resultados sólidos.

“Hay que tener en cuenta que las respuestas obtenidas, aunque muy relevantes, son de compleja valoración y cuantificación porque los pacientes con neumonía grave por Covid muestran una gran variabilidad. Por ello, los ensayos clínicos son totalmente necesarios”, considera García Olmo.

En estos momentos, la estrategia ya cuenta con la aprobación de AEMPS para la realización del ensayo clínico fase 2 cuyo objetivo será demostrar la eficacia del tratamiento frente a la terapia estándar.

Los pacientes han sido tratados únicamente en los cuatro centros mencionados, pero se trata de un trabajo muticéntrico en el que han colaborado investigadores del Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, la Universidad Complutense de Madrid, el Hospital General Universitario de Alicante y los centros de investigación CIMA Universidad de Navarra y el Instituto de Bioingeniería Universidad Miguel Hernández, pertenecientes a Red Nacional de Terapia Celular (TerCel), al Ciber de Enfermedades Respiratorias (CiberRES) y Cardiovasculares (CiberCV).

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s