#El grupo sanguíneo 0 protege a los vascos del #SARS-CoV-2

Postado em

La mayor prevalencia del grupo 0 en la población vasca ha invitado a un equipo guipuzcoano a verificar si ese tipo sanguíneo es más resistente frente a la infección.

Muestras de sangre en tubos de ensayo.
Diversos estudios han coincidido en cierto efecto protector del grupo 0, el más abundante en la población mundial.

A mediados de junio pasado The New England Journal of Medicine publicó un estudio europeo codirigido por las áreas de Enfermedades Hepáticas y Digestivas y de Enfermedades Respiratorias del Ciber (Centro de Investigación Biomédica en Red) español en el que se informaba de dos variantes genéticas, situadas en los cromosomas 3 y 9, que se asocian con insuficiencia respiratoria; también confirmaban un 50% más de riesgo con el grupo sanguíneo A y un 35% menos con el O, algo que se había observado en otros estudios.

Otro análisis aún no publicado de la Universidad alemana de Ulm, con datos globales de la OMS y la Universidad Johns Hopkins, ha encontrado igualmente una correlación positiva entre la proporción del grupo sanguíneo A en la población mundial y la dinámica de la infección por covid-19 reflejada en la tasa de crecimiento de infecciones, y una correlación negativa con el grupo sanguíneo B.

Al margen de consideraciones étnicas o de otro tipo, es sabido que en la serología vasca hay, con respecto a otras regiones, mayor proporción del grupo 0 (40% de media española y mundial y 57% en el País Vasco) y muy escasa de los grupos B y AB; asimismo, hay un 10% más de factor Rh negativo que en la media nacional.

Estas diferencias las ha aprovechado un equipo del Hospital Donostia y del Instituto Biodonostia, de San Sebastián, encabezado por Maider Muñoz-Culla, para comprobar si se confirmaba ese efecto protector en los pacientes que han atendido durante la pandemia.

Resultados coincidentes

En el estudio, que se prepublica en medRxiv, han incluido una cohorte de 412 pacientes con covid-19 y 17.796 donantes de sangre anónimos guipuzcoanos. La edad promedio de los pacientes con covid confirmada por PCR era de 57,64 años, con un 68.45% de mujeres. El 49,29% de los pacientes presentaba síntomas clínicos moderados (fiebre y síntomas respiratorios con hallazgos radiológicos de neumonía), el 8,92% leves (sin signos de neumonía) y el 41,78% graves (dificultad respiratoria, saturación de oxígeno ≤93% en reposo, presión parcial de oxígeno arterial/fracción de oxígeno inspirado ≦ 300 mmHg.

La distribución del grupo ABO de pacientes con covid-19 se comparó con la de los donantes con datos obtenidos del Banco Vasco de Sangre. Entre los donantes había un 40,65% (7.235) del grupo A, un 5,16% (918) del grupo B, un 1,20% (355) del grupo AB y un 52,19% (9.288) del grupo 0. En los pacientes con covid-19 las cifras eran del 48,30% (199) para el grupo A, del 8,74% (36) para el B, del 3,88% (16) para el AB y del 39,08% (161) para el grupo 0.

El grupo A presenta una razón de probabilidad (odds ratio) de 1,36 mientras que la del grupo O es del 0,5876. Si el grupo ABO se analiza como una variable dicotómica, definida como que tiene algún antígeno (A, B y AB) o ninguno (O), los resultados destacan el papel protector del grupo O; la razón de probabilidad para no O es de 1,7019. Aunque la distribución del grupo ABO es similar entre mujeres y hombres en el grupo control, presentaba diferencias en los enfermos, lo que indica el conocido mayor riesgo de infección en los hombres. No aparecieron diferencias en la distribución del grupo ABO con enfermedad grave. “Nuestros datos -dice el estudio- muestran la importancia de la ausencia de antígenos inmunes definidos por el grupo O como un factor protector para la infección por el virus SARS-CoV-2. Estos resultados son consistentes con otros trabajos realizados en la población china y en una cohorte de Nueva York, y también con el mencionado estudio de genotipos en población italiana y española (incluidas muestras de Guipúzcoa) que se publicó en el New England.

Mecanismos desconocidos

Los autores añaden que la validación de este tipo de observaciones en cada región y con los controles adecuados es importante para lograr una mejor comprensión de cómo se está propagando el virus en cada población. “En nuestro estudio, la distribución del grupo O difiere de la de otras series y parece más protectora en la población guipuzcoana que en la china o la neoyorquina. Esta distribución parece estar más relacionada con la infección y no con el curso de la enfermedad”.

Como en tantos otros aspectos del coronavirus pandémico, los mecanismos que subyacen a estas observaciones siguen siendo desconocidos. “Se ha propuesto -sugieren los autores- que la presencia de anticuerpos anti-A podría proteger contra la entrada viral al epitelio pulmonar o bien puede que el grupo O presente una actividad glucosiltransferasa alterada y, por lo tanto, una mayor depuración del factor Von Willebrand, que defendería a los pacientes del grupo O de la trombosis microvascular y la disfunción endotelial relacionada con la covid-19”.

Hay que precisar, sin embargo, que en algunos países de Sudamérica, como Chile, Colombia, Perú, Ecuador y México, no así en la castigada Brasil, la prevalencia del grupo 0 es mucho más alta incluso que en el País Vasco, y allí están padeciendo tasas elevadas de infecciones. Habría que analizar si en esos lugares se observa la misma protección.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s