#Este verano hay que cuidarse más que nunca y dosificar la energía para centrarse en lo prioritario

Postado em

Los expertos advierten a los sanitarios de que este año más que nunca hay que tomar conciencia de que es esencial cuidarse y descansar.

Sanitario de vacaciones
Este año, los médicos, el personal de enfermería y los auxiliares de enfermería llegan al verano agotados

Regular la energía para emplearla en lo que realmente es necesario, el trabajo en equipo, utilizar el tiempo de descanso para lo que está concebido, para el reposo y el ocio, así como intentar conectarse con uno mismo, escucharse, y olvidarse de todo lo que produce fatiga o problemas, son algunas recomendaciones para afrontar un verano que llega con problemas ya endémicos, como la falta de sustituciones, pero con unas condiciones de partida marcadas por la epidemia del coronavirus. Por tanto, los expertos advierten a los sanitarios: hay que tomar conciencia de que, más que nunca, es esencial cuidarse.

La lógica indica que las patologías habituales del verano son menos complejas que las del invierno, las exacerbaciones de los pacientes crónicos claramente disminuyen y las perspectivas para el personal sanitario deberían de ser halagüeñas en la época estival. Sin embargo, la lógica se topa con una realidad en la que unas plantillas insuficientes y el incremento de la demanda en las zonas turísticas ponen contra las cuerdas a muchos sanitarios que, irremediablemente, se ven abocados al estrés. “Al final, en los veranos se genera mucha tensión porque estamos en cuadro”, reconoce Rosendo Bugarín, médico de Familia en Monforte de Lemos (Lugo) y autor de varios libros.

Pero cualquier situación es susceptible de empeorar y la epidemia del coronavirus ha dado de lleno en la línea de flotación de nuestro sistema sanitario. Este año, los médicos, el personal de enfermería y los auxiliares de enfermería llegan al verano agotados por lo sucedido durante el período álgido de la pandemia y temerosos de que se vuelva a repetir, con múltiples brotes por todo el país y con una población más sensible y ansiosa, lo que puede causar un incremento de la demanda. Otros factores que pueden aumentar la presión es que hay mucho trabajo que no se hizo durante los meses peores de la crisis y que se está tratando de sacar adelante ahora, como pruebas e intervenciones quirúrgicas no prioritarias, y que existe una nueva forma de atención al paciente a la que hay que acostumbrarse.

Los médicos, el personal de enfermería y los auxiliares de enfermería llegan al verano agotados

“Tenemos unas circunstancias más difíciles que otros veranos pero los mismos mimbres, los médicos no tenemos sustituciones porque no hay médicos”, explica Rosendo Bugarín. Por su parte, Elisa Sánchez, psicóloga y coordinadora del Grupo de Salud Laboral del Colegio de Psicólogos de Madrid, destaca el miedo de muchos sanitarios a una segunda crisis: “Llueve sobre mojado y muchos tienen la sensación de que no podrán aguantar otro pico de la epidemia”.

Evitar todo lo que añade estrés

Aparte de lo que haya que exigir a las administraciones sanitarias y de las medidas que se puedan adoptar, cada médico o cada enfermera ha de hacer lo posible por tener cuidado con su propia salud, algo que muchas veces compagina mal con su vocación de cuidar a los demás. Es el momento de que cuiden de sí mismos porque son piezas esenciales para preservar la salud de toda la población.

Elisa Sánchez y Rosendo Bugarín coinciden en que es imperioso acotar lo que es imprescindible tanto en el ámbito profesional como en el familiar y doméstico, dosificando la energía para utilizarla en lo prioritario. Hay que evitar todo aquello que añade estrés o produce agotamiento tanto físico como mental. Quizás no es el momento de publicar trabajos, hacer limpieza general o solucionar un viejo y doloroso problema con un amigo o un familiar. “Hay que delegar, dejar para otro momento, posponer las cosas que no son prioritarias”, aconseja la psicóloga.

En el medio laboral, el trabajo en equipo puede ser una gran ayuda porque proporciona más recursos a la hora de afrontar situaciones difíciles o de tensión. También buscar el apoyo social con los compañeros porque es el principal amortiguador del estrés, según Elisa Sánchez: “Una escucha empática que hace que te sientas acompañado, entendido, una mirada, un gesto o un tono de voz”.

“Hay que delegar, dejar para otro momento, posponer las cosas que no son prioritarias”

Bugarín aboga incluso por espaciar la atención, aunque implique algo más de tiempo en la consulta: “Puede ser mejor ir una tarde al centro de salud que tener 70 pacientes en una mañana, hacer la sustitución de un compañero por la tarde a que todos los pacientes estén en el turno de mañana”.

Tiempo libre

El tiempo libre es otra herramienta primordial pero ha de servir para interrumpir la presión laboral del día a día. “Debemos aprovechar las tardes, los fines de semana, el tiempo de ocio para desconectar”, comenta Bugarín. En este sentido, Elisa Sánchez advierte de que ese tiempo ha de servir también para descansar o para conectar con uno mismo: “Es bueno divertirse pero lo que no es saludable ahora es que se genere más cansancio. Hay que escuchar a nuestro cuerpo y a nuestra mente, cuidar nuestra alimentación, el sueño, etc. Hay que huir de cualquier factor o actividad que nos estrese en el ámbito laboral y familiar”.

Como toda la población, los profesionales de la salud deben practicar ejercicio físico con asiduidad. Está demostrado que contribuye a rebajar la tensión y favorece el bienestar personal. Sin embargo, la alta intensidad no es aconsejable: “No se trata de salir de trabajar a las tres y a las cuatro estar corriendo media maratón, sino de hacer un ejercicio físico saludable pero que no nos deje extenuados”, recuerda la responsable de Salud Laboral del Colegio de Psicólogos de Madrid.

 

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s