#Estos son los beneficios de la #musicoterapia y el #Método Montessori en #demencias

Postado em Atualizado em

Estas terapias se están utilizando con éxito en algunos centros sociosanitarios y residencias para el cuidado de los mayores. Disminuyen la frustración y estimulan la memoria.

La musicoterapia ayuda a estimular sensorialmente a las personas con deterioro cognitivo.
La musicoterapia ayuda a estimular sensorialmente a las personas con deterioro cognitivo.

La musicoterapia y el Método Montessori  están empezando a encontrar un hueco en los centros sociosantarios y en las residencias de ancianos, ya que son terapias que estimulan la memoria y ayudan a disminuir las alteraciones de conducta y la frustración de los ancianos con demencia, entre otras muchas ventajas.

La pedagogía del Método Montessori se basa en el absoluto respeto por las necesidades del niño, otorgándole la libertad necesaria para que tenga lugar su desarrollo en las mejores y más naturales condiciones posibles, pero desde hace poco también se está aplicando a las personas mayores, especialmente en demencias avanzadas donde es más difícil llegar con las sesiones de estimulación cognitiva convencional.

“La Enfermería debe conocer este método e incluso apoyar que se desarrolle, ya que va a repercutir en la atención multidisciplinar que desarrollamos cuidando a los mayores”, explica a este periódico Eduardo Seyller, presidente emérito y miembro de la Asociación Madrileña de Enfermería Gerontologica (AMEG).

Al principio, su fundadora -María Montessori-  desarrolló su método trabajando con niños con necesidades especiales y posteriormente lo puso en práctica con niños neuromnormativos, “ya que los buenos resultados que obtuvo con los primeros le hicieron cuestionarse qué fallaba en el sistema educativo convencional”, explica Diana Ballester, terapeuta ocupacional y fundadora y directora técnica asistencial de Somos Comunidad y Salud.

Ahora, en su opinión, este método es una parte fundamental de los cuidados que requieren los mayores.

Por casualidad…

Ballester decidió adaptar este método en el centro de día donde trabajaba después de tener un hijo y leer muchos libros sobre el tema.

“A la vez que experimentaba con mi maternidad, las personas a las que atendía en un centro de día iban perdiendo funciones cognitivas y había ingresos de personas con demencias en estadios muy avanzados, así que decidí aplicar con ellos las actividades que funcionaban con mi hijo, que nada tenían que ver con los juguetes tradicionales. Aquí entró en juego una de las máximas que usamos los terapeutas ocupacionales: no sustituyas funciones, adapta el entorno, secuencia la tarea, busca capacidades residuales y tira de ellas”.

Resultados sorprendentes

Esta terapeuta ocupacional observó que el tiempo de permanencia realizando una tarea aumentaba (de estar 5 minutos sentados, pasaron a trabajar durante unos 20 minutos seguidos).

También aumentó el número de personas que participaban en el  taller de estimulación cognitiva que correspondía al grupo de demencia avanzada.

“Durante el tiempo que estaban trabajando, las alteraciones de conducta disminuyeron, y no teníamos que pedirles continuamente que se sentaran, por lo que no se irritaban”, asegura.

El Método Montessori aplicado a las personas con demencia ofrece beneficios para su salud.
El Método Montessori aplicado a las personas con demencia ofrece beneficios para su salud.
El Método Montessori aplicado a las personas con demencia ofrece beneficios para su salud y les estimula cognitivamente.

Recuerda, además, que las actividades basadas en este método son tan adaptables que incluso se pueden presentar omitiendo el lenguaje.

“Si no tienen capacidad de comprender el lenguaje hablado, muchos se ponen nerviosos cuando les explicas una y otra vez cómo hacer las cosas. De hecho, la conexión con el entorno mejoraba durante los talleres, llegando incluso a hablar entre ellos”.

El Método Montessori se puede aplicar a las personas mayores, especialmente en demencias avanzadas donde es más difícil llegar con las sesiones de estimulación cognitiva convencional

Ballester también observó una mejoría en las expresiones faciales  durante los talleres (parecían sentirse satisfechos con sus logros). “Al ver que todo esto estaba funcionando, decidí formarme, constatando así que efectivamente esta manera de intervenir funciona”.

No se exige más de lo que se puede dar

La fundadora de Somos Comunidad y Salud explica que el funcionamiento de los centros, sobre todo si son grandes, es frecuente que gire en torno a la organización y no a las personas que están haciendo uso de ellos (tanto mayores como familias).

Además, recuerda que los profesionales, en un intento de estimular las funciones cognitivas residuales en personas con demencia, “a veces recurren a actividades infantiles o nos equivocamos y usamos tareas que no se adecuan al estadio cognitivo de la persona”.

Precisamente por ello, con el Método Montessori no se exige al anciano más de lo que puede dar. “Evitamos frustración y retardamos justo esas capacidades que están a punto de perderse.  Todo esto, sin dejar de lado la individualidad y teniendo muy presente la historia de vida de cada persona”, indica Ballester.

Un ambiente tranquilo y luminoso

Al aplicar el Método Montessori hay que tener en cuenta el ambiente. “Esto hace referencia a la necesidad de cuidar el entorno minuciosamente, de manera que sea accesible, luminoso, que esté ordenado para transmitir serenidad, que cada cosa esté siempre en su lugar para favorecer la independencia a la hora de coger aquello que uno necesite”.

También es muy importante que no sea necesario decirle al participante no toques eso o no te levantes que es hora de la siesta. “Ello limita a los ancianos el movimiento y la voluntad, y nos irrita a todos. Si además, como ocurre en demencias, no se es capaz de regular el comportamiento, pues se da una alteración de conducta (gritos, nerviosismo, incluso agresión…), que podemos evitar cuidando el ambiente”.

Con el Método Montessori el ambiente evoluciona con el participante, y es posible incluir o retirar determinados elementos

Esta experta explica que, por ejemplo, se puede preparar una sala para las personas que no echan siesta o incluso dejarles que caminen por el pasillo. “Ya sabemos que muchas personas con deterioro cognitivo tienen un caminar casi continuo y errático. No hay que empeñarse en que se comporten como la organización, sino adaptarnos a las necesidades de quien habita nuestro centro durante tantas horas al día”, dice.

Otra cosa importante -añade- es que el ambiente evoluciona con el participante. “Incluir o retirar determinados elementos ha de ser valorado mediante la observación continua”.

Así, por ejemplo, si inicialmente hay una serie de participantes que disfrutan de coger su taza del desayuno y de servirse ellos mismos, se les podría colocar las tazas a su alcance.

“Si pasan unos meses y evolucionan de manera desigual (para algunos supone un riesgo manipular esos utensilios y para otros no), pues se adecuan los tiempos de desayuno de manera que ambos grupos puedan seguir haciendo aquello que les beneficia. O incluso se puede plantear, de manera totalmente voluntaria, que unos ayuden a servir el desayuno de los otros”.

Cuidado con los achuchones

Bajo el modelo Montessori se cuidan muchísimo los modales. “Los achuchones, sobre todo si no son demandados, pueden incomodar y además es una muestra de cariño que le corresponde a la familia. Es más, respetando esto, estamos contribuyendo a que, aunque ya no nombren a sus familiares, los identifiquen. Cada uno de nosotros tiene que ocupar el lugar que le corresponde”.

Al participante, además, se le llama por su nombre. “Ni amor, ni cielo…. Nuestro nombre es nuestra identidad y va a captar nuestra atención”.

Musicoterapia para crear vínculos

La experiencia que tiene Seyller con la aplicación de la musicoterapia en demencias es muy positiva. “Crea más vínculos de unión y apoyos”.

La musicoterapia, tal y como la define la Federación Mundial de Musicoterapia, “es un proceso de intervención designado para tratar, mediante la música, las necesidades del paciente con el fin de conseguir unos objetivos terapéuticos establecidos previamente”, explica la musicoterapeuta y experta en demencias Blanca Esther Andrés.

A nivel físico, dice que la música puede provocar cambios en la frecuencia cardiaca, el ritmo respiratorio, tonificación muscular, presión arterial, temperatura corporal, inducir la activación de hormonas, secreciones bioquímicas…

“En el plano emocional nos permite facilitar la comunicación, sentir, canalizar y expresar emociones. Es capaz de facilitarnos el aprendizaje, reforzar la memoria a corto y largo plazo, secuenciar a nivel temporal, dar estructura… También nos concentra y reúne para celebraciones lúdicas, deportivas, militares. O nos permite trascender el sufrimiento, evocar, encontrar la paz, conectar con la parte más espiritual de la persona”, añade.

Esta experta explica que hay cinco modelos de intervención reconocidos oficialmente en musicoterapia. El Modelo Nordoff-Robbin es el que se ha tenido en cuenta para la intervención en el ámbito rehabilitación neurológica y geriátrico, y se emplea en personas mayores afectadas de demencias o trastornos neurodegenerativos.

Beneficios de la musicoterapia

Este modelo defiende que la persona es un ser musical por naturaleza, un ser creativo, y que todo el mundo puede responder a la música, independientemente de sus capacidades de comunicación, físicas, cognitivas o musicales.

“Los principales beneficios de la musicoterapia son la socialización entre los participantes; la estimulación sensorial en personas con deterioro cognitivo y en situación de aislamiento y poca relación con el entorno; apoyo emocional dirigido tanto a los pacientes como a cuidadores informales, y beneficios cognitivos, al estimular la memoria a corto plazo, la atención, la organización del tiempo los ritmos y consecución de acciones”, señala Andrés.

La musicoterapia estimula capacidades cognitivas como la atención, la orientación, el lenguaje o la memoria

La musicoterapia -añade- estimula capacidades cognitivas como la atención, la orientación o la memoria. También es una poderosa herramienta que permite estimular las capacidades del lenguaje”.

De hecho, explica que a menudo “encontramos personas con demencia que poseen grandes dificultades para reproducir o comprender el lenguaje verbal, pero que son capaces de cantar canciones. Esto puede ser porque los fundamentos del lenguaje son musicales, y son prioritarios a las funciones semánticas y léxicas en el desarrollo del lenguaje”.

¿Toda la música es válida?

Andrés explica que no toda la música es válida en musicoterapia. “Hay un trabajo previo a las sesiones y un estudio personalizado de la vida del paciente y de su historia musical: qué tipo y autores reconoce y se identifica o le evoca reminiscencias vitales, desde la infancia hasta el momento presente”.

No toda la música es válida en musicoterapia. Hay un trabajo previo a las sesiones y un estudio personalizado de la vida del paciente y de su historia musical. La más apropiada es la vivida por el paciente.
No toda la música es válida en musicoterapia. Hay un trabajo previo a las sesiones y un estudio personalizado de la vida del paciente y de su historia musical. La más apropiada es la vivida por el paciente.

No en vano, la música más apropiada es la vivida por el paciente, “pero hay que tener en cuenta cuál no podemos tocar en el caso de que el paciente tenga asociado traumas del pasado o, por el contrario, cómo diluir ese recuerdo y transformarlo en una vivencia asumible”, señala la experta.

En su opinión, el desconocimiento de la disciplina en musicoterapia hace que no se tenga en cuenta esta terapia de manera adecuada en las residencias y centros sociosanitarios. “y que se quede en meras sesiones musicales sin trascendencia y sin poder terapéutico”.

 

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s