Una estrategia de tres pasos puede ayudar a aliviar uno de los trastornos vulvares más pruriginosos

Postado em

Una estrategia de tres pasos puede ayudar a aliviar el prurito en pacientes con liquen simple crónico, “uno de los trastornos más pruriginosos que afectan la vulva”, señaló un experto en el congreso anual sobre enfermedades de la vulva y la vagina, presentado por la International Society for the Study of Vulvovaginal Disease.

Puede ser útil que algunas pacientes, como aquellas que tienen sudoración excesiva o psoriasis subyacente, sean atendidas por un dermatólogo, señalaron los médicos en el congreso.

El tratamiento debe dirigirse a optimizar la función de barrera epitelial, reducir la inflamación y detener el prurito, indicó la Dra. Lynette Margesson en una conferencia en el congreso bienial que realizó la International Society for the Study of Vulvovaginal Disease (ISSVD). “Ante este trastorno siempre hay que buscar más de un problema”, enfatizó la especialista.

El liquen simple crónico es un exantema grueso, hiperqueratósico, firme y pruriginoso, que puede aparecer por encima de cualquier dermatitis. “No se presenta sin causa”, dijo la Dra. Maresson, una ginecoobstetra en la Geisel School of Medicine en Dartmouth, en Hanover, Estados Unidos. “Esto se debe a frotación y rascadura crónicas, más que a cualquier otro factor”.

Puede aparecer encima de dermatitis atópica, psoriasis o dermatitis por contacto, así como infección, liquen escleroso, liquen plano, o neoplasia.

El liquen simple crónico se caracteriza por prurito constante durante años, y las pacientes pueden despertar por la noche rascándose. La piel se ve y se siente correosa, y el trastorno puede estar circunscrito o alrededor de toda la vulva. El calor, la humedad, el estrés y las sustancias irritantes pueden exacerbarlo.

Las pacientes a menudo tratan de eliminar el exantema lavándose con limpiadores del cutis, lo cual solo empeora el problema, agregó la Dra. Margesson.

Para que las pacientes mejoren hay que optimizar la función de barrera, por ejemplo, controlando las infecciones, reduciendo la sudoración, evitando sustancias irritantes o suspendiendo la higiene excesiva. El tratamiento inmediato puede incluir compresas húmedas y frías, así como ungüentos.

Un esteroide superpotente de reducción gradual (por ejemplo, clobetasol a 0,05%), tratamiento de reducción gradual con prednisona o triamcinolona intramuscular, puede reducir la inflamación. Generalmente la Dra. Margesson utiliza clobetasol, aunque este tratamiento o halobetasol, puede arder si las pacientes tienen la piel abierta. En tales casos utiliza prednisona o triamcinolona intramuscular.

Los fármacos sedantes ayudan a las pacientes a dejar de rascarse, en especial por la noche. Son útiles hidroxizina, doxepina o amitriptilina 2 a 3 horas antes de acostarse. La rascadura puede ser una forma de trastorno obsesivo-compulsivo, y una pequeña dosis de citalopram puede ayudar durante el día. Pacientes con factores psicológicos importantes pueden ser difíciles de tratar, y tienen fácil propensión a las recaídas, agregó la Dra. Margesson.

Si hay recidiva del liquen simple crónico se evalúan infecciones y alergias. “Tal vez necesitan un corticoesteroide leve en todo momento, como hidrocortisona a 2,5% para alternar con su esteroide superpotente, de manera que pueda utilizarse por más tiempo sin que se adelgace la piel”, recomendó.

Aunque la Dra. Margesson por lo general no trata la hiperhidrosis, resolver la sudoración excesiva puede hacer gran diferencia para las pacientes, puntualizó.

Si un ginecólogo identifica una paciente que pueda beneficiarse del tratamiento de la hiperhidrosis, pero tiene escasa experiencia con fármacos para este trastorno, podría ser congruente colaborar con un dermatólogo, señaló durante un debate de panelistas la Dra. Aruna Venkatesan, jefa de dermatología, y directora de la clínica de dermatología genital en el Santa Clara Valley Medical Center, en San José, Estados Unidos. La mayoría de los dermatólogos trata con regularidad la hiperhidrosis, comentó.

Los dermatólogos también pueden ayudar a tratar pacientes con psoriasis que necesitan medicación sistémica, añadió la Dra. Margesson.

“En lo que respecta a la vigilancia mediante análisis de laboratorio y saber qué efectos secundarios buscar, sus colegas que utilizan estos fármacos se van a sentir más cómodos”, señaló la Dra. Venkatesan. También pueden tener más experiencia para resolver las negaciones de las compañías de seguro para obtener un tratamiento. “No es que se pase la pelota a alguien más. A veces esto es lo correcto: obtener esa ayuda de alguien más”.

La Dra. Margesson es autora de UpToDate. La Dra. Venkatesan ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Este artículo se publicó originalmente en MDedge.com, parte de la Red Profesional de Medscape.

Medscape Noticias Médicas © 2020 WebMD, LLC

Citar este artículo: Una estrategia de tres pasos puede ayudar a aliviar uno de los trastornos vulvares más pruriginosos – Medscape – 2 de oct de 2020.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s