Trampas que capturan los aerosoles del SARS-CoV-2

Postado em Atualizado em

Un equipo del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria ha fabricado ‘trampas covid’ que podrán servir como detectores precoces del SARS-CoV-2.

Esteban Orenes, del IMIB.
Esteban Orenes sujeta una de las ‘trampas’ que han diseñado para detectar la presencia del coronavirus.

Un equipo dirigido por Esteban Orenes Piñero, responsable de la Plataforma de Proteómica del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB),  publica en Science of Total Environment, el diseño y los resultados de un sistema para detectar la presencia del SARS-CoV-2 en espacios cerrados.

Los investigadores del IMIB fabricaron lo que han denominado ‘trampas covid’ con diferentes superficies incluidas en cajas con una rejilla protectora de plástico, para evitar así que el paciente o el personal sanitario pudieran tocarlas. Estas ‘trampas’ se instalaron en los boxes de afectados por la covid-19 ingresados tanto en la UCI como en las habitaciones del Hospital Clínico Virgen de la Arrixaca (HCUVA), en Murcia.

Las muestras se analizaron de la misma manera que las procedentes de exudado nasofaríngeo de pacientes; es decir, se les realizó la prueba PCR. Los investigadores han observado en los resultados que dos tipos de superficies (polipropileno y cristal) fueron positivas en la detección del SARS-CoV-2, a pesar de que el aire de las diferentes habitaciones se renueva completamente cada minuto y que este aire no era reciclado, sino que proviene completamente del exterior, mostrando así la alta capacidad infecciosa del virus SARS-CoV-2 en fómites.

Muestras en UCI y habitaciones

Hasta la fecha, existían estudios previos en los que se analizaba la estabilidad de diferentes coronavirus en superficies, pero en estos casos los aerosoles y/o inóculos que contenían coronavirus se generaron artificialmente para crear un ambiente infeccioso. Este es el primer estudio en el que se detecta la presencia de la covid-19 en situaciones reales, no solo en laboratorios.

Esteban Orenes explica que “este estudio sirve, sobre todo, para arrojar un poco de luz sobre la capacidad de transmisión del virus SARS-CoV-2 a través de aerosoles. Los resultados demuestran que la capacidad de transmisión del virus mediante aerosoles es muy alta, ya que el aire de las habitaciones del Hospital de la Arrixaca se renueva una vez por minuto y todo el aire es del exterior (no es reciclado). A pesar de todo esto, pudimos observar transmisión en dos superficies que inevitablemente fue por el aire, ya que las superficies estaban incluidas en las trampas y nadie podía tocarlas. A pesar de que se trata de un estudio piloto -continúa-, los resultados invitan al optimismo porque estas trampas podrán ser utilizadas para la detección precoz del virus en espacios cerrados y públicos, tales como hospitales, colegios, institutos, cines, teatros, restaurantes… De esta forma, se ahorraría mucho tiempo y dinero realizando mediciones en estos lugares, evitando la realización de test masivos y detectando precozmente la presencia del virus. Y, por tanto, el cierre del lugar para evitar nuevos contagios”.

Desinfecciones frecuentes

El estudio del IMIB, que ha contado con el apoyo de la Consejería de Salud de la Región de Murcia y del personal sanitario del HCUVA, respalda la recomendación de llevar a cabo desinfecciones frecuentes de las superficies de pacientes hospitalizados para evitar infecciones mano-boca-nariz y nosocomiales en el personal sanitario. “De la misma manera, estas recomendaciones también deben trasladarse al resto de la población para evitar nuevos contagios, así como las medidas higiénicas como el lavado de manos o llevar mascarilla para evitar diseminar los virus, ya que estos resultados, aunque preliminares, señalan la importancia de la transmisión aérea del virus SARS-CoV-2 en interiores y puede arrojar algo de luz en este debate”.

Además del responsable de la Plataforma de Proteómica del IMIB, han participado en esta investigación Francisco Baño, ingeniero químico; Diana Navas, del servicio de Cirugía del Hospital HLA La Vega de Murcia; Antonio Moreno, del servicio de Virología del HCUVA; Juana María Marín, del servicio de Urgencias del HCUVA; Rocío Misiego, doctora por la Escuela de Ingeniería Química de la Universidad de Purdue, West Lafayette (EE UU), y Pablo Ramírez, jefe del servicio de Cirugía General y Digestiva del HCUVA y director científico del IMIB.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s