Nuevas tecnologías muestran resultados favorables en el tratamiento de lesiones pigmentadas

Postado em

Los láseres de picosegundo y nanosegundo son mucho más eficaces para tratar lentigos individuales, en comparación con otros tipos de dispositivos, pero pulsos ultracortos conllevan más riesgo de hiperpigmentación posinflamatoria que la luz pulsada intensa o el láser de pulso prolongado, según el Dr. Mathew M. Avram, J. D.

Para tratar los melanosomas con fototermólisis selectiva, algunas longitudes de onda pico son 532 nm, 694 nm, 755 nm y 1.064 nm, señaló el Dr. Avram, director de Cirugía láser, estética y dermatológica en el Massachusetts General Hospital, en Boston, Estados Unidos, durante el Simposio Anual de Masters of Aesthetics, que se efectuó de manera virtual. “El objetivo ideal es una piel clara con una lesión pigmentada oscura. De esa forma se va a enfocar la energía en la melanina que está en la lesión en sí”, destacó.

Los láseres Q-switched y de picosegundo son eficaces para las lesiones pigmentadas. Utilizan tanta energía como la de la ciudad de Boston durante 20 – 30 mil millonésimas de segundo o 750 picosegundos. “Esto aumenta la temperatura a 1.000 ° C en ese instante, lo que produce el blanqueamiento epidérmico característico. Esta se dirige únicamente a las células pigmentarias, sean por pigmento exógeno o endógeno”, añadió.

Las lesiones pigmentadas benignas susceptibles al láser Q-switched de nanosegundo y de picosegundo son los lentigos y el nevo de Ota/Ito. El mecanismo de acción para el aclaramiento clínico consiste en la fragmentación y descarga de las células que contienen melanina, y la absorción y eliminación gradual de los fragmentos por macrófagos activados hacia los vasos linfáticos.

“Para obtener resultados efectivos no hay que memorizar a ciegas los ajustes, o reproducir los ajustes recomendados por un colega o un fabricante de un dispositivo”, recomendó el Dr. Avram, quien ejerció la jurisprudencia antes de su formación como médico.

“Algunos láseres no son calibrados de manera externa, por lo que se debe prestar atención al punto clínico final del láser, que en este caso es el blanqueamiento epidérmico. La ‘salpicadura’ de tejido es un punto clínico final inseguro y puede producir cicatrices. Los puntos clínicos finales seguros e inseguros del láser y la observación clínica estrecha son los mejores medios de evitar complicaciones y obtener los mejores resultados para los pacientes. El hallazgo clave es el punto clínico final, no los ajustes de la energía”.

Entre las lesiones pigmentadas que no se deben tratar con láser se encuentran nevos atípicos, lentigo maligno y otras formas de melanoma. “Cuando se tienen dudas hay que realizar una biopsia. Independientemente de quién remita el caso, uno es el responsable si trata un melanoma con un láser. Esto no es solo un diagnóstico incorrecto, sino probablemente también retrasa el diagnóstico. Si no se pueden reconocer las características morfológicas de la lesión pigmentada de base, no hay que tratarla. En algún momento esto va a ser contraproducente”, puntualizó.

Pacientes con más pigmento en la piel tienen mayor riesgo de hiperpigmentación posinflamatoria, continuó el especialista. Aunque los láseres pulsados más prolongados producen menos hiperpigmentación, también son menos eficaces para eliminar las lesiones. “Se puede combinar un láser pulsado prolongado con rejuvenecimiento fraccionado o luz pulsada intensa para optimizar la mejora. Si no se cuenta con dos láseres, se puede emplear solo uno pulsado más prolongado. El punto clínico final deseado del tratamiento con este enfoque es un aspecto gris ceniciento”, señaló. Las opciones son un láser de Nd:YAG de 532 nm con o sin enfriamiento, un láser de colorante pulsado de 595 nm sin enfriamiento, y un láser Alejandrita de 755-nm sin enfriamiento.https://tpc.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Un avance en el tratamiento de las queratosis seborreicas es la estimulación con nanopulso , una nueva técnica que está desarrollando Pulse Biosciences.[1] Con esta técnica los pulsos de energía eléctrica durante nanosegundos producen alteración de los orgánulos internos, lo que conduce a muerte celular regulada. “El efecto específico en la célula es no térmico, ya que un nanopulso característico libera 0,1 J de energía distribuida en un volumen de tejido”, indicó el Dr. Avram.

Estudios humanos en fase temprana establecieron las dosis seguras y la validación de las hipótesis sobre los mecanismos para la eficacia en lesiones benignas. “Lo que se tiene son pequeñísimos nanoporos que permiten que los iones de calcio fluyan hacia la célula”.

“Los nanoporos en el retículo endoplásmico permiten que los iones de calcio fluyan afuera del retículo endoplásmico y lo estresen. Estos nanoporos en las mitocondrias alteran la capacidad para generar energía, y la célula muere”, puntualizó.

Los estudios histológicos han revelado que al cabo de días el procedimiento produce muerte celular regulada sin efectos térmicos. La capacidad de la energía de estimulación con nanopulso para despejar queratosis seborreicas se confirmó en un estudio de 58 individuos en el que se trataron 174 lesiones de queratosis seborreicas.[3] La mayor parte de estas (82%) se clasificó como claras o mayormente claras 106 días después del tratamiento. Los resultados reflejaron una sola sesión de tratamiento.

Otro nuevo tratamiento, la “criomodulación”, una tecnología desarrollada por el Dr. R. Rox Anderson, el Dr. Dieter Manstein, Ph. D. y el Dr. Henry Chan, Ph. D., expresa el cambio en la piel inducido por el frío como una manera de detener la producción de melanina.[4] El Dr. Avram explicó: “Se logra detener la producción de melanina pero se conserva la función del melanocito. Hay una barrera epidérmica normal y no hay respuesta inflamatoria persistente, por lo que no ocurre hiperpigmentación”.

Caracterizó a la criomodulación como un procedimiento clínico fácil de utilizar para tratar lesiones benignas en todos los tipos de piel. Se aplica una mascarilla para confinar el congelamiento al área de tratamiento deseada, y se utiliza gasa hidratada para facilitar la propagación de los cristales de hielo.

Un prototipo del dispositivo presenta una selección de parámetros basados en el tipo de lesión, la ubicación anatómica y el tipo de piel. “Utiliza entre 107 y 166 kJ/m2 de energía extraída, y se toman fotos al inicio y en el seguimiento. Durante dos a tres días hay eritema, oscurecimiento y edema. Es bien tolerado, con molestia mínima. No hay discromía a largo plazo. Esto es agradable, pues los pacientes tienen poco o nulo tiempo de inactividad”, finalizó el especialista.

El Dr. Avram declaró que ha recibido honorarios por consultoría de Allergan, Merz, Sciton y Soliton. También informó tener acciones o participación accionarial en Cytrellis.

Este artículo fue publicado originalmente en MDedge.com, parte de la Red Profesional de Medscape.

Medscape © 2020 WebMD, LLC

Cualesquiera puntos de vista expresados antes son del propio autor y no necesariamente reflejan los puntos de vista de WebMd o Medscape.

Citar este artículo: Nuevas tecnologías muestran resultados favorables en el tratamiento de lesiones pigmentadas – Medscape – 22 de oct de 2020.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s