Síntomas cutáneos comunes en COVID-19 persistente

Postado em

Un pequeño subconjunto de pacientes con SARS-CoV-2 con “dedos de los pies por la COVID-19” puede clasificarse como pacientes con COVID-19 prolongada, con síntomas cutáneos que a veces duran más de 150 días, reveló nuevo análisis.[1]

Al evaluar los datos de un registro internacional de pacientes con COVID-19 con síntomas dermatológicos, los investigadores encontraron que las erupciones de púrpura retiforme están asociadas a COVID-19 grave, con 100% de estos pacientes requiriendo hospitalización y 82% experimentando síndrome de dificultad respiratoria aguda.

Mientras tanto, las erupciones pernio/abañones, denominadas “dedos de los pies por la COVID-19”, están asociadas con enfermedad más leve y tasa de hospitalización de 16%. Para todos los síntomas cutáneos relacionados con COVID-19 la duración promedio es de 12 días.

“La piel es otro sistema que no sabíamos podría tener efectos de COVID-19 prolongada”, comentó la investigadora principal, Dra. Esther Freeman, Ph. D., del Massachusetts General Hospital and Harvard Medical School, en Boston, Estados Unidos.

Dra. Esther Freeman

“La piel es realmente una ventana que permite ver cómo funciona el cuerpo en general, por lo que el hecho de que pudiéramos observar la inflamación persistente en pacientes de larga duración es particularmente fascinante y nos da la oportunidad de explorar lo que está sucediendo. Ciertamente tiene sentido para mí, con lo que sabemos sobre otros sistemas de órganos, que podría haber alguna inflamación duradera también en la piel”, manifestó la Dra. Freeman a Medscape Noticias Médicas.

El estudio es el resultado de la colaboración entre la American Academy of Dermatology y la International League of Dermatological Societies, un registro internacional lanzado el pasado mes de abril. Si bien el estudio incluyó datos proporcionados por el proveedor de la salud de 990 casos que abarcan 39 países, el registro ahora incluye más de 1.000 pacientes de 41 países, anotó la especialista.

La Dra. Freeman presentó los datos en el 29.º Congreso de la European Academy of Dermatology and Venereology (EADV).

Muchos estudios han reportado efectos dermatológicos de la infección por COVID-19, pero se carece de datos sobre la duración. Hasta el momento, el registro representa el conjunto de datos más grande que detalla estos síntomas cutáneos persistentes y ofrece información sobre cómo la COVID-19 puede afectar muchos sistemas de órganos diferentes incluso después de que los pacientes se recuperan de la infección grave, destacó la Dra. Freeman.

Se observaron ocho tipos diferentes de erupciones cutáneas en el grupo de estudio, de los cuales 303 eran pacientes con COVID-19 confirmada por laboratorio o con sospecha de COVID-19 con síntomas cutáneos.

De ellos, 224 casos en total y 90 casos confirmados por laboratorio incluyeron información sobre cuánto tiempo duraron los síntomas de la piel. Las pruebas de laboratorio para el SARS-CoV-2 incluyeron reacción en cadena de la polimerasa y pruebas de anticuerpos séricos.

La Dra. Freeman y su equipo definieron a los pacientes con “COVID-19 prolongada” como pacientes con síntomas dermatológicos de COVID-19 que duran 60 días o más. Es probable que estos “valores atípicos” sean más frecuentes de lo que sugiere el registro, ya que no todos los proveedores que informaron inicialmente síntomas cutáneos en pacientes actualizaron esa información con el tiempo.

“Es importante comprender que probablemente el registro no informa de manera significativa la duración de los síntomas y el número de pacientes con enfermedad prolongada. A menudo un registro es un vistazo a un momento en el tiempo para estos pacientes. Para combatir eso hicimos seguimiento por correo electrónico con los proveedores en dos ocasiones para preguntar si los síntomas de los pacientes aún estaban en curso o si habían terminado”, señaló.

Los resultados mostraron amplio espectro en la duración promedio de los síntomas entre los pacientes con COVID-19 confirmados por laboratorio, dependiendo de la erupción específica. La urticaria duró una mediana de 4 días; erupciones morbiliformes 7 días, pernio/sabañones 10 días y erupciones papuloescamosas 20 días, con un caso de larga duración de 70 días.

Cinco pacientes con eritema pernio o sabañones tenían COVID-19 prolongado y los síntomas del dedo del pie duraban 60 días o más. Solo uno superó los 133 días con eritema pernio grave y fatiga.

“El hecho de que no estemos viendo necesariamente estos síntomas de larga duración en todos los tipos de erupciones cutáneas tiene sentido. La urticaria, por ejemplo, generalmente aparece de manera aguda y desaparece con bastante rapidez. No hay informes de urticaria de larga duración”, puntualizó la Dra. Freeman.

“Asimismo, que veamos estos síntomas de larga duración en ciertas erupciones cutáneas realmente sugiere que hay cierta fisiopatología en ese grupo de pacientes”, agregó.

La Dra. Freeman añadió que aún no se han generado suficientes datos para correlacionar los síntomas cutáneos de COVID-19 prolongada con la persistencia de síntomas cardiacos, neurológicos u otros de inflamación prolongada derivada del virus.

Mientras tanto, una encuesta de la European Academy of Dermatology and Venereology a 490 dermatólogos reveló que poco más de un tercio ha visto pacientes que presentan signos cutáneos de COVID-19.

Además, 4% de los dermatólogos dio positivo al virus.

La Dra. Freeman animó a todos los médicos de primera línea que evalúan a los pacientes con COVID-19 con síntomas cutáneos a ingresar los casos en el registro. Pero a pesar de sus fortalezas, el registro “no puede decirnos qué porcentaje de todas las personas que contraen COVID-19 desarrollará un síntoma cutáneo o qué porcentaje será portador de larga duración”, destacó.

“Un registro no tiene denominador, por lo que es como una serie de casos gigante”, agregó.

“Debido a que muchos lugares alrededor del mundo experimentan una segunda o tercera ola de COVID-19, será muy útil dar seguimiento a los pacientes de manera prospectiva, reconocer que tendrán síntomas que durarán diferentes periodos, y ser conscientes de que estos síntomas pueden ocurrir en la piel”, añadió.

Dr. Christopher Griffiths

El Dr. Christopher Griffiths, de la University of Manchester, en Mánchester Reino Unido, elogió el registro internacional como una herramienta valiosa que ayudará a los médicos a manejar mejor a los pacientes con efectos cutáneos asociados con COVID-19 y a predecir el pronóstico.

“Esto realmente ha unido a la comunidad dermatológica internacional, trabajando en un objetivo específico relevante para todos nosotros a lo largo del mundo. “Muestra el poder de la comunicación y la colaboración, y lo que se puede lograr en un corto periodo”, comentó el Dr. Griffiths a Medscape Noticias Médicas.

La Dra. Freeman y el Dr. Griffiths han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Medscape © 2020 WebMD, LLC

Cualesquiera puntos de vista expresados antes son del propio autor y no necesariamente reflejan los puntos de vista de WebMd o Medscape.

Citar este artículo: Síntomas cutáneos comunes en COVID-19 persistente – Medscape – 18 de nov de 2020.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s