Los sacaleches ‘manos libres’ e invisibles ya están aquí

Postado em

Las tecnologías han permitido desarrollar aparatos más cómodos, discretos y que, incluso, están conectados al móvil y avisa cuándo el contenedor está lleno.

Los sacaleches 'inteligentes' han supuesto un gran innovación, ya que son dispositivos 'wearables' de pequeño tamaño, ligeros y sin cables.
Los sacaleches ‘inteligentes’ han supuesto un gran innovación, ya que son dispositivos ‘wearables’ de pequeño tamaño, ligeros y sin cables.

Muchos dispositivos electrónicos que se usan en la actualidad son más un lujo que una necesidad. Los sacaleches o extractores de leche materna aparecieron en el mercado para cubrir una necesidad: ayudar a las mujeres en la tarea de amamantar a sus bebés. Como en casi todos los campos, estos artefactos han evolucionando mucho y hoy se pueden encontrar con programas automáticos, otros que se conectan con el móvil, incluso, sacaleches inteligentes.

La lactancia materna es la primera opción elegida por las mujeres que tienen un bebé y es la recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante los primeros seis años de vida de un recién nacido. Sin embargo, según los datos que maneja la Asociación Española de Pediatría, aunque el 80% de las mujeres quieren dar el pecho cuando dan a luz, el 71% abandona a las tres semanas; el 66% a los tres meses, más o menos cuando tiene que incorporarse al trabajo, y el y 47%, a los seis meses.

Los extractores de leche han supuesto una gran ayuda para esas madres que quieren mantener la lactancia materna, así como para aquellas que tienen varios hijos o se encuentran en otras situaciones difíciles donde la lactancia se complica.

Para conocer las principales innovaciones en el campo de la extracción de leche materna, Juana Aguilar, coordinadora de lactancia materna del Hospital Universitario 12 de Octubre, en Madrid, uno de los centros que más ha apostado por la lactancia materna y que cuenta con el Banco de Leche Regional de la Comunidad de Madrid, destaca que es esencial conocer las condiciones básicas que deben cubrir estos dispositivos.

Qué debe cumplir un sacaleches

Aguilar subraya que un aspecto fundamental es que cuente con distintos números de copa para que la mujer pueda elegir el que mejor se le adecúe a su pecho; una premisa que algunos dispositivos no cumplen. Además, debería tener varias velocidades y que se puedan seleccionar diversas potencias o intensidades para la fase de la estimulación, donde se promueve la eyección de la leche, así como para la fase propiamente dicha de extracción.

Ana Isabel Anocibar, matrona en el centro de salud de Almendrales (Madrid) y miembro del Comité de Expertos de la Asociación Española de Matronas, coincide en señalar que es esencial que el sacaleches tenga varios tamaños para acoplarse al pecho de la mujer, en especial la zona del pezón para evitar lesiones posteriores.

Pero, además de estos condicionantes, los extractores de leche de última generación están pensados para ser más eficientes y aportar comodidad a las mujeres que los usan, y muchos se apoyan en aplicaciones tecnológicas que ayudan a llevar un seguimiento de la duración de cada sesión de extracción.

Sacaleches inteligentes

Una de las grandes innovaciones en este campo son los denominados sacaleches inteligentes, que se han dado a conocer como los extractores de leche portátiles o manos libres. Se trata de wearables de pequeño tamaño, ligeros y sin cables diseñados para su uso dentro del propio sujetador de lactancia estándar, lo que permite una total movilidad de la mujer.

Estos aparatos se conectan en segundos a pequeñas bolsas o contenedores de leche con capacidad para unos 120 o 150 mililitros. Se colocan directamente en el pecho y se accionan con un interruptor con el que da inicio el bombeo de la leche. Lo bueno de estos aparatos es que se pausan automáticamente cuando el contenedor está lleno sin la necesidad de que la mujer tenga que estar pendiente. El hecho de que sean casi imperceptibles es un plus porque son discretos y permiten a la mujer poder realizar otras tareas mientras se extrae.

No son para todas

Sin embargo, a juicio de Aguilar, consultora certificada internacional en lactancia materna, estos dispositivos presentan algunos inconvenientes, ya que no reúnen algunas de las premisas mencionadas anteriormente que debe cumplir un buen sacaleches, entre ellas, que algunos no ofrecen la opción de adaptarse a las diferentes copas de mamas, por lo que no sería útil para todas las mujeres.

Además, considera que el procedimiento de la extracción requiere de una relajación que permita a la persona prepararse previamente y mentalmente para esta tarea; y ponerse un dispositivo, sin más, en muchas mujeres no funciona. “No olvidemos que extraerse la leche no es como oír música, sino que requiere de cierta concentración e introspección”, advierte.

Estos dispositivos vienen acompañados, como casi toda la tecnología actual, de aplicaciones gratuitas para el móvil que monitorizan el volumen de leche extraído y ofrecen consejos y recomendaciones a las madres sobre lactancia. Algunas, incluso, permiten controlar el extractor en remoto desde el smartphone. ¿Una pega? Son unos dispositivos, al menos los que hay hasta ahora en el mercado, que tienen un precio que ronda entre los 300 y los 500 euros, una cifra que dista mucho de los 35 euros de media de un extractor manual tradicional o los 65 de uno eléctrico convencional.

Los dispositivos invisibles que se colocan dentro del sujetador presentan la desventaja de que no tienen varios tamaños

Otras novedades que se pueden encontrar en el mercado se refieren a mejoras en la utilización de los sacaleches, como el uso de agua en lugar de aire para realizar la compresión y succión de la mama; motores giratorios que aporta comodidad en la extracción; dispositivos que incluyen masajes de los senos, los que ayuda en la estimulación del pecho, y baterías recargables, entre otros avances.

Pero, sin duda, una de las principales demandas que venían haciendo las madres es que los sacaleches fueran más silenciosos, evitando el molesto ruido que de siempre ha acompañado a los sacaleches tradicionales, sobre todo, los motores de los eléctricos. Aunque parezca más un capricho que una necesidad, Anocibar subraya que el sonido del motor puede suponer una carga psicológica y emocional importante para un acto tan íntimo como es el de extraerse la leche, tal como han constatado algunas empresas que llevan años fabricando estos aparatos. “La lactancia materna es muy dura y es importante tener en cuenta que la mujer debe estar tranquila, ver que tiene leche y sentirse cómoda, por lo que la ayuda de cualquier mejora en los dispositivos es buena”, defiende.

Sacaleches dobles

Otro avance muy accesible ya en España son los sacaleches dobles. Son aparatos que cuentan con dos dispositivos para extraer la leche de ambas mamas al mismo tiempo. Son muy útiles para madres que tienen partos múltiples o pequeños enfermos, lo que genera que la lactancia puede suponer una carga y un estrés adicional para la mujer que quiere iniciar esta forma natural de alimentar a su hijo.

A juicio de la matrona, estos artículos cuentan con dos ventajas: “Por un lado, consiguen generar una mayor producción láctea, ya que, al estimular los dos pechos a la vez, se aumenta la eficiencia de lactación y, sobre todo, disminuye el tiempo que se emplea. Tengamos en cuenta que el factor tiempo en una madre es importantísimo”, esgrime.

Aunque hay sacaleches dobles para uso doméstico –por ejemplo, para embarazos gemelares-, la mayoría son de uso hospitalario y se pueden utilizar durante la estancia en el centro sanitario. Tienen mayor potencia y pueden llegar a tener un coste de hasta 1.000 euros. Se usan mucho en los Bancos de Leches de los centros sanitarios donde las mamás que están amamantando a su bebé deciden donar el resto de leche que producen para su uso en recién nacidos que lo necesitan, como niños con alguna patología o los que son prematuros.

Alquiler o préstamo de dispositivos

Sean eléctricos o manuales, en los últimos años han proliferado los alquileres de sacaleches. Son muchas las empresas que no solo comercializan estos aparatos sino que los ponen a disposición de las madres que quieran utilizarlos y no quieran hacer un desembolso, no estén seguros sobre su uso o lo hagan de forma esporádica. Asimismo, estos alquileres son frecuentes en diversos centros y tiendas de puericultura.

La matrona explica que hay hospitales, como el 12 de Octubre, que ofrecen un servicio de préstamos de sacaleches para las mujeres durante el puerperio, y no solo para las que dan a luz en el centro sino también para quienes lo soliciten y aquellas que participan en el Banco de Leche. 

Valorar necesidades para elegir bien

Los sacaleches han evolucionado mucho, pero antes de empezar a pensar en cuál elegir, es importante pararse a valorar la necesidad real de su uso para poder decidir cuál es el que mejor se adapta.

Empezando por la necesidad, esta es la misma en todas las mujeres: la separación entre madre e hijo. Pero no es lo mismo hacerlo porque no se puede mantener la lactancia directa, como puede ser el caso de los bebés prematuros, que si es por parto múltiple, por motivos laborales, porque se tiene el pecho ingurgitado, para tener un banco de leche propio o, simplemente, para ir un día al cine. 

A juicio de Anocibar, “uno de los aspectos esenciales es el factor comodidad y bienestar. Si una mamá se siente bien con uno manual porque ve que le sale leche suficiente y psicológicamente se motiva, no necesita nada más. Todo lo que contribuya al bienestar psicológico y de relajación de una mujer recién parida va a favorecer la lactancia”.

Otro aspecto a tener en cuenta es el tiempo que se va a utilizar. Si se va a completar la extracción tras la succión del bebé, quizás con uno manual es suficiente, mientras que para lactancias prolongadas es mejor uno eléctrico. O si se prefiere también se puede alquilar. El precio también puede ser un factor, ya que una inversión en un sacaleches eléctrico de última generación puede suponer un desembolso importante.

“Lo mejor es buscar respaldo en personas de confianza que tengan la experiencia suficiente para solventar sus dudas, ya sea la ginecóloga, matrona, enfermera, farmacéutica o personas de grupos de ayuda a la lactancia que suelen ser de gran ayuda”, asegura.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s