Los oncólogos piden vacunar con prioridad a pacientes con tumores avanzados y tratamientos activos

Postado em

Los pacientes con enfermedad tumoral avanzada y los que están recibiendo terapia activa deberían recibir la vacuna contra el SARS-CoV-2 de forma prioritaria.

La SEOM recomienda vacunación en pacientes con cáncer de mayor riesgo.
La SEOM recomienda vacunación en pacientes con cáncer de mayor riesgo.

“Con cáncer o sin cáncer, las vacunas son seguras. Su mayor o menor eficacia en el tiempo se verá con el tiempo y con los estudios pero, en estos momentos, la única manera de doblegar o solucionar esta situación pandémica es la vacunación masiva. Este es el primer mensaje. En pacientes oncológicos en concreto, no hay ningún grupo que no vaya a obtener beneficio y los riesgos especiales para determinados pacientes -en función de la edad, la patología tumoral, los estadios avanzados y ciertos tratamientos- son elevados, en cuanto a morbimortalidad, por lo que el balance beneficio-riesgo es clarísimo a favor de la vacunación”, indica Álvaro Rodríguez-Lescure, presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Tras la aprobación de la primera vacuna frente al SARS-CoV-2 por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la actualización de la Estrategia de vacunación frente el Covid-19 en España realizada por el Ministerio de Sanidad, esta organización ha publicado un documento de posicionamiento y recomendaciones sobre la vacunación en pacientes con cáncer. Esta declaración se ajusta  a la que han propuesto otras sociedades internacionales como la Europea de Oncología Médica (ESMO), la Americana para la Investigación del Cáncer (AACR) y en España, la Federación de Asociaciones Científico Médicas (FACME).

Adelantarse a los riesgos

Actualmente, el plan de vacunación en España contempla a los pacientes con cáncer dentro del grupo de personas con condiciones de riesgo: riesgo de morbilidad grave y mortalidad y riesgo de contagio por mayor exposición, debido a la enfermedad y tratamientos oncológicos y visitas frecuentes a entornos asistenciales. “Vacunar es esencial, para todos los colectivos en general y para el oncológico en particular. Pero, de momento, la impresión que impera es que va muy retrasado. Hay que habilitar los medios necesarios para vacunar de forma masiva para restringir morbimortalidades que, desgraciadamente, seguiremos viendo. Hay que proteger a la población cuanto antes”.

Desde el pasado mes de marzo de 2020, se advirtió que los pacientes con cáncer tienen mayor riesgo de enfermedad grave y mortalidad si se infectan con el SARS-CoV-2 y padecer la covid-19 que la población sin cáncer.

Para Rodríguez-Lescure, dentro del paciente oncológico hay que distinguir situaciones diversas y diferentes, pero desde el punto de vista de la Oncología tendrían una mayor prioridad para la vacunación “los pacientes con tumores avanzados o que están recibiendo tratamientos activos. En ellos es fundamental. Los que están en seguimiento o en revisión, con enfermedad controlada o largos supervivientes, por ejemplo, parecen no tener un riesgo tan elevado, en comparación con el de las personas que no ha tenido cáncer”.

No obstante, en el documento elaborado se señala también que aunque los datos para elaborar recomendaciones en pacientes con un diagnóstico anterior de cáncer, los que existen avalan la recomendación de hacerlo en los diagnosticados de cáncer en el último año, ya que se ha observado que también tienen un riesgo más elevado.

Subgrupos más frágiles 

Estar recibiendo terapia oncológica activa o tener enfermedad avanzada “es especialmente relevante en los pacientes con cáncer de pulmón y neoplasias hematológicas, independientemente del resto de factores de riesgo, ya que presentan mayores probabilidades de enfermedad grave y mortalidad por covid-19”, señala el presidente de SEOM, quien aclara que también parece que los pacientes con tumores sólidos tienen aumentado el riesgo en el primer año tras el diagnóstico. En cambio, el riesgo desciende pasados los 5 años desde el diagnóstico de cáncer”.

La eficacia de las vacunas aprobadas para la covid-19 de cualquier gravedad se ha establecido en un 95% en la población adulta y de edad avanzada, con un perfil de seguridad aceptable. Sin embargo, según el documento de SEOM, de momento no hay datos suficientes para evaluar las interacciones entre los tratamientos oncológicos con la vacunación contra la covid-19, aunque los ensayos clínicos demuestran que la vacuna puede proporcionar mayores niveles de anticuerpos neutralizantes que la propia infección. Por ello, SEOM señala que debe recomendarse la vacunación en pacientes que reciben tratamientos inmunosupresores.

Sin contraindicaciones 

“No hay evidencia de que la inmunoterapia con inhibidores de los puntos de control inmunológico aumente las complicaciones de cualquier vacuna viral. Por tanto, en este caso la vacunación en este grupo no está contraindicada. Se necesita recopilar la información de forma continuada sobre la seguridad y eficacia de la vacuna frente al SARS-CoV-2 en pacientes con cáncer. Así como de sus potenciales interacciones con las terapias antineoplásicas”, indica SEOM.

Para el resto de pacientes con antecedente de cáncer, en seguimiento, esta institución recomienda considerar la edad, estado general y comorbilidades (obesidad, hipertensión, diabetes, patologías respiratorias, cardíacas y renales) o la indicación de vacunación según los grupos establecidos en el Plan de Vacunación del Ministerio de Sanidad.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s