Que produce cambios en el ADN o infertilidad y que no es segura, bulos que circulan sobre las vacunas de la covid

Postado em

En un webinar organizado por el Consejo de COF, César Nombela y Marian García desmontaron las ideas erróneas sobre este tratamiento y animaron a los sanitarios a combatirlos.

La confianza en las vacunas es esencial para prevenir y erradicar la covid-19.
La confianza en las vacunas es esencial para prevenir y erradicar la covid-19.

Las vacunas de la Covid-19 provocan cambios en el ADN porque se incluye dentro de la medicina génica; pueden provocar también infertilidad y no es segura porque los plazos para su aprobación han sido muy cortos, cuando se tarta años en desarrollar un tratamiento de estas características.

Estos son algunos bulos que sobrevuelan a las vacunas de la covid, según se puso de manifiesto en un webinar organizado ayer por el Consejo General de COF, y que pueden poner en peligro los objetivos de inmunización que persiguen las instituciones sanitarias, con el fin de alcanzar la tan conocida inmunidad de rebaño.

En el debate, moderado por Carlos Mateos, coordinador de #SaludsinBulos, participaron Marián García García (@boticariagarcia), divulgadora científica y farmacéutica, y César Nombela Cano, catedrático Microbiología de la Universidad Complutense de Madrid, quienes coincidieron en señalar que esta desinformación se combate con la ciencia y con mensajes sencillos y claros que lleguen a la población, que tiene que tener en sus profesionales sanitarios sus principales referentes para no caer en este tipo de engaños.

Nombela explicó que no es cierto que las vacunas que están administrándose frente al coronavirus produzcan cambios en el ADN y lo hizo con una explicación muy sencilla pero clara: “Las vacunas de ácidos nucleicos, en concreto con ARN son una novedad. Los virus, en concreto los coronavirus, su material genético es ácido ribonucleico, que es un mensajero, que cuando se encuentra con los ribosomas de las células es traducido en proteínas; el virus infecta a la célula y su ácido ribonucleico se adueña de la maquinaria de las proteínas y produce proteínas víricas. El ingenio de estas vacunas ha sido introducir en nuestro organismo una pequeña parte del ácido ribonucleico del virus, la que lleva la información para una proteína, que es la proteína S, que le da el aspecto de corona al virus. De esta forma, nuestras propias células quienes sinteticen esa proteína, como el organismo reconoce esa proteína como extraña se produce una reacción inmunitaria, se desarrollan anticuerpos y células de inmunidad. Y la inmunidad que buscamos es la inmunidad robusta, en la que nuestro organismo reacciona contra el patógeno produciendo anticuerpos y activando células que producen inmnoglobulinas que matan a las que están infectadas por el virus. Hablamos de una inmunidad humoral”.

No es terapia génica

Nombela dice que hay quienes han dicho que estas vacunas no hay que llamarlas así sino terapia génica, “con tono malicioso”, reconoce. De ahí que se pueda pensar que hay cambios en el ADN. A lo que responde: “No hay que llamarlo terapia génica porque eso significa la utilización de procedimientos que cambien algún gen en un organismo enfermo y aquí no se cambia ningún gen, solo se introduce ARN mensajero. No hay una razón lógica para pensar que se pueda producir tal modificación”.  

No produce infertilidad

Respecto al bulo de que producen infertilidad, también lo niega y aporta una aclaración: “Algunos han dicho que puesto que estamos produciendo un antígeno contra el que reaccionamos puede dar lugar a reacciones autoinmunitarias. Los problemas autoinmunitarios, de alergias y demás, son muy conocidos, son muy complejos, hay muchos y están muy estudiados y otros, quizás, no tanto. Ahora bien, la proteína de este virus que produce nuestro organismo cuando nos vacunamos y frente a la cual reacciona está mucho más presente si el virus nos infecta. Reacciones autoinmunitarias las hay producidas por patógenos eso es innegable, ahora bien, nada ha demostrado que se produzca una reacción que, además, va en contra de la fertilidad de la mujer, como se ha dicho”.

En cuanto a la seguridad y eficacia de estas vacunas, donde los bulos se ceban especialmente puesto que la cuestionan debido a la rapidez con la que se han aprobado las vacunas, el catedrático de la UCM confirma que los países occidentales dependen de las agencias para la aprobación de los fármacos y cuentan con protocolos de aprobación rápida para situaciones especiales. “Se han condensado las pruebas preclínicas y clínicas en menos tiempo y se ha permitido comparar resultados entre vacunados con personas que han recibido placebo”. En su opinión, se cuenta con la ventaja de que hay muchos vacunados ya, con lo cual ya se dispone de muchísimas información y datos para analizar en otras vacunas no se tenía. No se olvida del seguimiento a dos años que se va a hacer de estos tratamientos. 

También añade que cualquier medicamento, y las vacunas lo son, se investigan en arreglo a un proceso muy riguroso y con lo que se denomina calidad farmacéutica.

Miedo a los efectos secundarios

Para Nombela es hasta razonable tener miedo a los efectos secundarios a largo plazo, no obstante insiste en que “todos los medicamentos tienen efectos segundarios, no hay una seguridad cien por cien en la vida ni un riesgo cero”.

En cualquier caso ha mencionado que las que se están administrando actualmente pueden presentar efectos secundarios agudos locales en el lugar de la inyección, fiebre, molestias musculares… “lo que está claro es que la cantidad de ARN inoculado en el organismo no influye en los efectos secundarios que se pudean dar”, aclaró.

Otro de los bulos que se pusieron de manifiesto en el webinar es que la vacuna de la gripe puede producir un empeoramiento de la covid-19, algo que también desmintió Marián García, que dijo que nada tenía que ver una cosa con otra. “La suerte es que este año la incidencia de la gripe es mucho menor gracias a la campaña de vacunación de la gripe que esté año está tiene mayores tasas de cobertura y a las medidas interpuestas como el uso de mascarillas, el lavado de manos, la distancia social y la ventilación de los espacios”.

‘Mejor no vacunarse porque el virus muta’

García García alertó a los farmacéuticos de que pueden llegar pacientes que les digan que es mejor no vacunarse porque el virus muta y la vacuna no será efectiva. Ante esta afirmación, Boticaria Garcia (como así es conocida esta experta) aconseja responder que hay que vacunarse de todas formas, ya que, como aclara Nombela, por la propia tecnología que emplean estas nuevas vacunas hay margen de maniobra para hacer nuevas versiones en poco tiempo.

La responsabilidad de los bulos

Marian García señaló que si existen tantas dudas sobre las vacunas es porque se están haciendo las cosas mal a tres niveles: por una parte las autoridades sanitarias, “a las que les falta pedagogía y sus mensajes no llegan a la población y solo llegan a los informativos noticias de políticos que se vacunan cuando no les corresponde”; por otro, los laboratorios, “que tienen que ser mucho más cautos a la hora de emitir sus notas de prensa, pues la población no siempre está preparada para asimilar lo que dicen; y los medios de comunicación, que no siempre transmiten la mejor información, por ejemplo relacionada con los efectos adversos.

Respecto al papel que pueden ejercer los profesionales sanitarios, en concreto el farmacéutico para combatir estos bulos, García García defendió que es necesario que esté muy formado para ejercer esta labor y dirigirse a fuentes fiables de información. En este sentido, mencionó fuentes como la Organización Mundial de la Salud (OMS), el HNS y la guía sobre covid-19 del Carlos III, que se actualiza cada semana.

Para los sanitarios igualmente es muy útil, según esta farmacéutica, la plataforma sin ánimo de lucro, The Conversations, en la que están incluidos más de 120.000 investigadores que comparten artículos de investigación. Este espacio cuenta con el apoyo de Oxford, Cambridge y la Fundación Bill y Melinda Gates. 

En cuanto a las redes sociales, propuso seguir a sanitarios españoles de reconocido prestigio como el intensivista pediátrico, Alberto García Salido, y el inmunólogo Alfredo Correl

Marián García García también destacó la importancia de formar a todo el equipo de la farmacia que sea un interlocutor con el paciente, pues eso “va a generar confianza en los pacientes”.

La farmacéutica igualmente propuso anticiparse a los bulos que los farmacéuticos detecten en internet y con respuestas sencillas y claras, a veces con humor y otras con otro tono más serio pero siempre con rigor y nunca juzgando a nadie por tener determinadas dudas. Precisamente, sobre los antivacunas, en el debate salió que a los indecisos y a aquellas personas que tienen dudas se les mete en el saco de los antivacunas y eso puede provocar que, realmente se decante por este grupo cuando no lo estaban en un principio.  

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s