Psiquiatras

#A los psiquiatras les gusta correr; a los cardiólogos, los coches de lujo

Postado em

Los psiquiatras tienen más probabilidades de ser multados por exceso de velocidad que el resto de especialistas, según el primer estudio sobre el comportamiento de los médicos al volante, publicado por ‘The BMJ’. Además, el 40,9% de los cardiólogos multados por velocidad llevaba un coche de alta gama.

“The BMJ’ publica el primer estudio observacional sobre el comportamiento del médico al volante.

Si usted es psiquiatra, conduce habitualmente y le para la Guardia Civil por una infracción de tráfico, tiene más posibilidades de ser multado por exceso de velocidad que el resto de especialistas médicos. Si es cardiólogo, en cambio, la velocidad no será su pasión, pero sí los vehículos de lujo… y, además, tendrá más probabilidades estadísticas de conducir uno de ellos que sus colegas de otras especialidades. Esto es, al menos, lo que se desprende de un estudio que publica el número especial de Navidad de The BMJ.

Tradicionalmente, el comportamiento de la gente al volante y el gusto por la velocidad y los coches de alta gama se asocian con determinados rasgos de la personalidad del conductor. Análogamente, hay gente que vincula la elección de una u otra especialidad al carácter y personalidad del futuro médico, y no sólo a las preferencias o perspectivas laborales de esa especialidad. El estudio, elaborado por un grupo de investigadores estadounidenses, pretendía explorar qué hay de cierto en ambas creencias, y adicionalmente trataba de dilucidar si la personalidad, el sexo y/o los rasgos físicos del infractor podían influir en la mayor o menor clemencia del agente la hora de poner la multa.

Se analizaron las multas por exceso de velocidad expedidas en Florida entre 2004 y 2017 a un total de 5.372 médicos (de todas las especialidades) y a otros 19.639 ciudadanos que no eran médicos

El informe se basa en un análisis de las multas por exceso de velocidad expedidas en el estado de Florida entre los años 2004 y 2017 a un total de 5.372 médicos (de ambos sexos y de todas las especialidades) y a otros 19.639 ciudadanos cuya profesión no era la de médico.

De acuerdo con los parámetros del estudio, el “exceso de velocidad” se definió como conducir al menos 20 millas por hora (unos 33 kilómetros por hora) por encima del límite permitido, y se consideró que un agente de tráfico actuaba con “clemencia” si consignaba en la multa una velocidad más baja de la que realmente llevaba el infractor para imponer una sanción económica menor; lo que se conoce como “minoración de la velocidad”.

Los más de 5.000 médicos analizados en el periodo de estudio recibieron un total de 14.560 multas por superar el límite de velocidad permitido, y el mayor porcentaje de infractores eran, precisamente, psiquiatras. Ahora bien, el porcentaje de infractores que confesó conducir por encima de las 20 millas por hora establecidas como límite era muy similar entre los médicos y entre el resto de la población de control (26,4% y 26,8%, respectivamente), lo que evidencia que los facultativos no son especialmente proclives a correr en la carretera.

El 40,9% de los cardiólogos multados conducía un vehículo de lujo, el porcentaje más alto de todas las especialidades

De todos los especialistas médicos multados, sólo el 18,5% eran mujeres, pese a que las doctoras representan ya a un tercio de los facultativos de Estados Unidos, matiza el estudio. Lo que no aclara es si el bajo porcentaje de féminas multadas tiene que ver con su mayor prudencia al volante o con una actitud más indulgente por parte del agente de tráfico. Lo que, en absoluto, corroboran los datos es que determinadas especialidades puedan ser tratadas con más clemencia que otras por esos mismos agentes: las tasas de “minoración de la velocidad” registradas no diferían por especialidades, ni tampoco excesivamente entre los médicos y el resto de la población.

Coches de alta gama

Lo que sí es estadísticamente comprobable es el porcentaje de vehículos de alta gama detenidos por infracción y quiénes los conducen. En “coches de alta gama” el estudio incluye los de marcas como AudiBMWFerrariMaserati y Porsche. Entre los médicos multados por exceso de velocidad, los cardiólogos son quienes más conducían un vehículo de alguna de esas marcas (un 40,9%), y sólo un 20,6% pertenecían a especialidades como Urgencias y Emergencias, la propia Psiquiatría, Cirugía General, Medicina de Familia y Pediatría. Probablemente, en esta diferencia de porcentajes, a los gustos personales habría que sumar el poder adquisitivo, y concretamente las diferencias retributivas entre especialidades y niveles asistenciales que confirman todos los estudios salariales.

Éste es el primer informe que analiza específicamente el comportamiento de los médicos al volante, pero los propios investigadores matizan que se trata de un estudio observacional, ceñido al estado de Florida y con un universo limitado, de forma que no se pueden extraer conclusiones firmes ni extrapolar los datos a países con otro código de circulación, otra regulación de las infracciones u “otras prácticas policiales”.

 

Los psiquiatras abogan por impulsar la investigación sobre el uso terapéutico de derivados de las drogas

Postado em

Estas sustancias actúan "1.000 veces más rápido" que los medicamentos actuales.

Estas sustancias actúan “1.000 veces más rápido” que los medicamentos actuales.

Expertos en Psiquiatría y patología dual han destacado la necesidad de impulsar la investigación sobre el uso terapéutico de algunos derivados de las drogas, ya que se ha demostrado que estas sustancias actúan “1.000 veces más rápido” que los medicamentos que se venden en las farmacias.

Y es que, los derivados de drogas como el cannabis, la cocaína o el tabaco tienen la capacidad de modificar determinadas partes del cerebro que provocan a las personas con trastornos adictivos y mentales beneficios psiquiátricos y psicológicos que no consiguen los fármacos actuales.

No obstante, y a pesar de que desde la antigüedad se han utilizado de forma terapéutica, como por ejemplo el opio, durante 50 años se prohibió investigar con estas sustancias, por lo que actualmente se conoce “muy poco” sobre los efectos terapéuticos que pueden tener en estos pacientes.

“El cannabis tiene entre 60 y 200 sustancias y sólo conocemos cuatro, al igual que del tabaco o de la cocaína. El opio ha sido el medicamento de la humanidad y se ha prohibido durante 50 años investigar sobre el efecto que tiene. Esto lo tiene que hacer la industria farmacéutica, pero existe un miedo a plantear esta investigación, que es muy cara, porque hay una parte religiosa y semipolítica en toda ella”, ha argumentado el presidente de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD), Miguel Casas.

No obstante, desde hace cinco años se está estudiando sobre este asunto y ya están en marcha varios ensayos clínicos en los que se están analizando el efecto antidepresivo y antipsicótico de algunos derivados del cannabis y en los que se prevé que los resultados obtenidos sean “espectaculares”.

Ahora bien, más allá de la necesidad de fomentar la investigación en este aspecto, el especialista ha recordado que una persona no es adicta porque quiera, sino que la adicción es una enfermedad que, además, suele ir ligada a un trastorno mental. De hecho, diversos trabajos han mostrado que siete de cada 10 pacientes con una adicción padece un trastorno mental, es decir, patología dual.

De la misma opinión se ha manifestado el presidente de la Fundación Patología Dual, Néstor Szerman, quien ha avisado de que todavía existen muchos profesionales que “ignoran” la conexión que tienen ambos trastornos, por lo que los pacientes no suelen ser atendidos de forma correcta.

Precisamente, con el objetivo de aumentar el conocimiento sobre la patología dual y mostrar los principales avances que se están produciendo en diagnóstico y tratamiento, la SEPD ha organizado en Madrid su V Congreso Internacional y el I Congreso Mundial de la World Association of Dual Disorders (WADD).

“España es uno de los países mundiales en patología dual, ha sido y es un referente en cuanto a protocolos de formación, abordaje y gestión se refuercen, ya que fue uno de los primeros países que le prestaron atención al concepto. De hecho, es un modelo a seguir entre países europeos, Canadá o Estados Unidos”, ha asegurado el presidente de la WADD, Pedro Ruiz.

En concreto, tal y como ha informado el presidente del comité científico del congreso y vicepresidente de la SEPD, Carlos Roncero, a los congresos van a acudir más de 2.000 expertos de 70 países de todo el mundo, incluido de Asia y Oceanía, y contará con 90 sesiones científicas, 500 comunicaciones en póster y orales, así como foros de debate de las organizaciones y de profesionales de distintas especialidades. También, se llevará a cabo la III Jornada de puertas abiertas para los pacientes y sus familiares.

Psiquiatras reconhecem propensão às selfies como transtorno mental

Postado em

selfie, psiquiatras

A propensão para as selfies foi reconhecida oficialmente como um transtorno mental. Essa foi a conclusão dos cientistas da Associação Americana de Psiquiatria (APA).

Na opinião dos psiquiatras, as selfies são definidas como um distúrbio obsessivo-compulsivo caracterizado por um desejo permanente de se fotografar, colocando as fotos nas redes sociais, para compensar a falta de autoestima.

Os cientistas definem três níveis desse transtorno:

Primeiro nível – episódico: a pessoa fotografa a si mesma pelo menos três vezes por dia, mas sem colocar as fotos em redes sociais.

Segundo nível – agudo: a pessoa fotografa a si mesma pelo menos três vezes por dia e coloca as selfies em redes sociais.

Terceiro nível – crônico: a pessoa sente um desejo incontrolável de se fotografar ao longo do dia e colocar as fotos na Internet pelo menos seis vezes por dia.