VIH

#Describen cómo se generan los #anticuerpos más efectivos frente al# VIH

Postado em

Un estudio con participación del Hospital de La Princesa muestra las interacciones celulares y genéticas asociadas a la generación de los anticuerpos más efectivos contra el VIH, en un pequeño grupo de individuos capaz de controlar la infección en ausencia de tratamiento.

Célula humana atacada por el VIH

Una de las estrategias que se investiga para conseguir una vacuna contra el sida se basa en el empleo de anticuerpos ampliamente neutralizantes contra el VIH. Como indica su nombre, estos anticuerpos pueden neutralizar a diferentes cepas circulantes del virus, algo esencial frente a un virus tan cambiante como el VIH.

Los anticuerpos ampliamente neutralizantes no son una quimera. De hecho, se estima que un 20% de los pacientes con VIH son capaces de generarlos a la larga, si bien en la mayoría de los casos suelen aparecer cuando los enfermos se encuentran en una situación crónica, sin que su presencia tenga un impacto relevante frente a la infección. En cambio, en un mínimo grupo de personas infectadas esos anticuerpos permiten controlar al virus, hasta el punto de que quienes los presentan no necesitan tomar terapia antirretroviral para mantener a raya la viremia.

El estudio de esos controladores está aportando pistas para poder desarrollar una inmunización preventiva o terapéutica. La revista Cell Reports acaba de publicar una de esas investigaciones, donde se identifica a un grupo pequeño dentro de los individuos “controladores neutralizadores”, en los que se ha caracterizado una red de interacciones celulares y genéticas.

Como comenta a DM el primer autor de este trabajo, Enrique Martín-Gayo, investigador del Hospital Universitario de La Princesa y de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), “esta pequeña población de pacientes constituye una especie de modelo in vivo sobre cómo inducir de forma natural una respuesta humoral efectiva contra el virus”.

El inmunólogo Martín-Gayo inició esta investigación en el Instituto Ragon, del Hospital General de Massachusetts (MGH) y la Universidad de Harvard, y la culminó en La Princesa y la UAM, donde dirige su propio grupo de investigación en terapias celulares y células dendríticas.

“Identificamos redes de coordinación entre varios tipos celulares del sistema inmunitario que están dialogando entre sí para generar una respuesta muy concreta, que se asocia a este tipo de anticuerpos”, refiere el científico en alusión a la firma celular y de expresión génica específica de estos individuos. Están involucrados sobre todo tres tipos celulares: linfocitos T CD4, células dendríticas y monocitos. Esa interacción multicelular permite una mejor diferenciación en las células T CD4 foliculares, que se sabe son necesarias para la generación de anticuerpos.

La población de controladores estudiada pertenece a una cohorte del Instituto Ragon. Son individuos que nunca recibieron tratamiento antirretroviral y mantienen una viremia por debajo de las 2.000 copias en plasma durante más de diez años. El grupo de Martín-Gayo continuará esta línea de investigación con otra cohorte española, de la Red de Investigación del Sida (RIS) de las RETICS del ISCIII. “Colaboramos con la RIS para continuar elucidando otros mecanismos de control. En concreto, también colaboración con Harvard preparamos estudios de candidatas vacunales en modelos de ratones humanizados in vivo. Toda esta información que hemos obtenido ayudará a desarrollar potenciales adyuvantes o señales que podemos alterar para hacer estudios de vacunas más dirigidos que los que se ha hecho esta ahora”.

El estudio se ha basado en una estrategia de biología de sistemas, apunta Martín-Gayo. Así, analizaron “la respuesta inmunitaria de manera multicelular y coordinada. No nos hemos quedado en la observación de una única pieza del puzle, sino de los diversos tipos celulares que actúan coordinadamente para alcanzar este fenotipo”. En concreto, han empleado citometría de flujo multiparamétrica, tecnología de secuenciación del transcriptoma (RNA-seq, en inglés) y caracterización fenotípica y funcional en estudios in vitro.

#Proponen redefinir el éxito terapéutico en el #VIH

Postado em

El tratamiento actual del VIH es eficaz, seguro, bien tolerado y fácil de cumplir; el 100% de los pacientes tratados están en supresión virológica, de ahí que los profesionales sanitarios implicados busquen nuevos parámetros para definir el éxito terapéutico.

Josep María Llibre, del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona; María José Fuster, de SEISIDA; Amaya Echevarría, directora de la Unidad de Negocio de VIH de Gilead España, y Santiago Moreno, del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.

“En los más de treinta años del VIH, la triple terapia ha permitido transformar la vida de los pacientes convirtiendo la enfermedad de mortal en crónica, erigiéndose como el standard of care actual para tratar la infección. Y esto es así porque la triple terapia ha demostrado su eficacia con miles de pacientes tratados con éxito en España y millones en el mundo a lo largo de estos años, lo que se traduce en una importante evolución que nos permite iniciar una nueva etapa en el abordaje del virus”, ha afirmado Santiago Moreno, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid en un encuentro con medios para presentar el proyecto denominado MoVIHmiento RET (Redefinición del Éxito Terapéutico), impulsado por Gilead.

Este proyecto multidisciplinar busca, a través de la colaboración con buena parte de los agentes involucrados en el abordaje del VIH (médicos, pacientes, farmacéuticos, entre otros), cuáles han de ser los parámetros a tener en cuenta para garantizar el éxito terapéutico en los pacientes con VIH, en un momento en que las necesidades y expectativas de estos pacientes son muy diferentes a las de hace años. “La triple terapia antirretroviral alcanza una supresión máxima y duradera del ARN del VIH en plasma; restaura y preserva la función inmunológica; recude la morbilidad asociada al VIH y previene la transmisión del virus. Son objetivos cumplidos, por eso hay que dar un paso más”, ha animado Moreno.

La terapia antirretroviral (TAR) consigue la supresión virológica “en el 100% de los pacientes”, ha recalcado Josep María Llibre, de la Unidad de VIH del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona. Y si hasta ahora el control virológico ha sido el marcador que definía el éxito del tratamiento, hoy ese indicador fundamental se da por supuesto y se busca añadir “otros relacionados con la salud global del paciente”, ha expuesto Amaya Echevarría, directora ejecutiva de la Unidad de Negocio de VIH de Gilead España.

De ahí que el proyecto MoVHimiento RET coloque al paciente en el centro con la finalidad de que se convierta en una parte más activa del proceso y tenga un peso aún mayor en cuanto a la toma de decisiones sobre su salud a largo plazo. Asimismo, el programa incluye la celebración de reuniones con profesionales sanitarios de primer nivel para discutir el impacto de los tratamientos en la salud del paciente, tanto en el momento actual, como en el futuro. De esta forma se analizarán los beneficios del inicio rápido del tratamiento, el efecto del proceso inflamatorio en el paciente VIH, las posibles afecciones del sistema nervioso central o la relevancia de las comorbilidades en la salud cardiovascular.

“Más del 50% de las personas infectadas tiene más de 50 años y con una expectativa de vida elevada, con lo que uno de los retos está en cómo los TAR interactúan con otras medicaciones que tendrán que tomar en el futuro y minimizar los efectos adversos que puedan afectar a su calidad de vida en el largo plazo. Con este proyecto pretendemos desarrollar y publicar unas recomendaciones que permiten al profesional sanitario evaluar el éxito terapéutico en los pacientes con VIH de una forma acorde a los estándares actuales”, ha apuntado Llibre. De los diversos criterios que definen la excelencia en el TAR que ha enumerado, destacan el que tenga una alta barrera frente a las resistencias; efectividad en todas las personas, sin riesgo de pérdida de actividad por selección inapropiada y que sea activo y seguro sin test iniciales, de forma que permita el inicio del tratamiento rápido (en la misma semana del diagnóstico) o incluso, si la estructura asistencia así lo permite, inmediato (en el mismo día).

Entre las acciones que se realizarán en 2020 se encuentra la puesta en marcha de una encuesta transversal junto a SEISIDA para conocer la opinión de la comunidad médica y los pacientes con VIH sobre las características del tratamiento antirretroviral y su relación con las diferentes variables de la salud. Como médico y representante de esta organización, María José Fuster ha incidido en la importancia de utilizar los cuestionarios de síntomas reportados por el paciente (PRO) a la hora de identificar signos clínicos que normalmente el médico no observa durante la anamnesis habitual que realiza al paciente.

También ha destacado la propuesta de añadir un cuarto objetivo al triplete marcado por ONUSIDA para 2020 (90% de las personas con VIH diagnosticadas, un 90% de ellos en tratamiento, y el 90% de estos en supresión viral). Se sumaría el objetivo de un 90% de los que alcanzan la supresión viral con buena salud global y una adecuada calidad de vida.

#Nuevos regímenes terapéuticos podrían cambiar el abordaje del #VIH

Postado em

Un novedoso mecanismo de acción farmacológico, el empleo de terapias duales que puedan sustituir a los habituales regímenes de antirretrovirales y cambios en las pautas de administración que permitan espaciar el tratamiento son algunos avances que se indagan en el abordaje del VIH/sida.

Los estudios presentados en la X Conferencia de la IAS sobre Ciencia del VIH (IAS 2019), en Ciudad de México, destacan avances importantes en la terapia antirretroviral, incluidos regímenes nuevos y más eficientes, con potencial de impactar en el tratamiento.

Sobre la investigación en la terapia dual, dos trabajos presentados en México han demostrado la seguridad y la eficacia de dolutegravir más lamivudina, tanto en los pacientes que comienzan el tratamiento por primera vez, como en los que cambian después de haber sido suprimidops por virus en otro régimen. El primer análisis aportó datos de dos ensayos clínicos diseñados de forma idéntica con 1.400 pacientes (los estudios GEMINI 1 y 2, que coordina Pedro Cahn, del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Buenos Aires, en Argentina). Estos ensayos randomizados, de fase III, compararon la seguridad y la eficacia de este tratamiento doble en pacientes naive frenet a aquellos que recibieron la combinación de tres fármacos: dolutegravir, tenofovir y emtricitabina.

Tras recoger datos a lo largo de 96 semanas, se constató que el régimen de dos medicamentos no es inferior al de tres fármacos durante este período de dos años.

El segundo estudio (TANGO) es otro trabajo randomizado en fase III que comparaba la seguridad y la eficacia del cambio de un tratamiento con dolutegravir, tenofovir y emtricitabina por la terapia basada en dolutegravir y lamivudina. En este análisis se incluyeron a 741 participantes, distribuidos aleatoriamente entre ambos regímenes. Aquí se vio que, tras de 24 semanas de terapia, el régimen de dos fármacos no era en cuanto a conseguir y mantener la supresión viral. Si bien el estudio continuará a lo largo de 148 semanas, este estudio inicial sugiere que el cambio a la terapia dual podría ser una opción para aquellos que siguen un tratamiento triple.

Un nuevo fármaco para el tratamiento y la PrEP

En la reunión de la IAS, también se han expuesto datos prometedores sobre MK-8591, el primer fármaco en una nueva clase de tratamientos conocidos como inhibidores de la translocación de transcriptasa de nucleósidos. Los datos aportados procedían de un ensayo en fase IIb sobre 121 pacientes a 48 semanas en el que se utilizó MK-8591 como parte de la terapia de primera línea.

Este nuevo fármaco también se ha estudiado como una posible fórmula de profilaxis preexposición (PrEP)implantable. El estudio, en fase I, evaluó el fármaco frente a placebo, arrojando datos aún preliminares pero prometedores en cuanto a tolerancia y seguridad, que invitan a evaluar al tratamiento preventivo durante al menos un año.

Estrategia de mantenimiento cada dos días

Buscando una reducción de la cantidad de pastillas que debe tomar una persona que vive con el VIH, otro estudio en fase III aleatorizado comparó el uso de regímenes de tres medicamentos tomados cuatro días por semana con el esquema diario.

El estudio se ha llevado a cabo en Francia, bajo la dirección de Pierre de Truchis, del Hospital Raymond Poincaré, y Roland Landman, de la Universidad Paris Diderot. Incluyó a más de 600 pacientes asignados al azar para los dos enfoques. Después de 48 semanas de tratamiento, se observó que el régimen de cuatro días por semana no era inferior al tratamiento diario, a la hora de mantener la supresión viral. Estos hallazgos ofrecen una evidencia adicional de que los nuevos antirretrovirales se pueden usar de forma innovadora.

– La OMS confirma la seguridad de dolutegravir

#Uno de cada diez pacientes de #VIH practica #’chemsex’

Postado em

Según Ignacio Pérez Valero, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario La Paz (Madrid)., el chemsex ha provocado un gran aumento de las ITS entre los hombres homosexuales.

Ignacio Pérez Valero

Ignacio Pérez Valero, del Servicio de Medicina Interna del Hospital La Paz, de Madrid. (DM)

Hace aproximadamente una década, en España empezó a oírse la palabra chemsex, una práctica que generalmente se da entre hombres que mantienen sexo con hombres y en la que se combinan determinadas drogas psicoactivas con el fin de facilitar, potenciar o prolongar el encuentro sexual. No obstante, las cifras se han disparado en el último lustro con la llegada de las aplicaciones móviles enfocadas a la búsqueda de parejas sexuales y la pérdida de miedo al sida, fundamentada en la eficacia de los tratamientos antirretrovirales. “Se calcula que uno de cada diez pacientes infectados por VIH practica chemsex”, explica a DM Ignacio Pérez Valero, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario La Paz (Madrid).

El también investigador subraya que el principal problema de este ritual es que está haciendo aumentar la incidencia de infecciones de transmisión sexual (ITS), “incluida la hepatitis C, con el problema de salud pública que ello genera”. Y es que, en muchas ocasiones, las relaciones se mantienen sin protección, fruto del influjo de las drogas.

  • “Esta práctica está elevando la incidencia de ITS, ya que muchas relaciones se mantienen sin protección por el uso de las drogas”

Según Pérez Valero, no hay datos a nivel general, pero sí se han registrado los acaecidos entre el colectivo de hombres homosexuales: entre un 30 y un 40 por ciento lo practican de forma regular. Y siempre con tres sustancias implicadas: el GHB (gamma-hidroxibutirato) o GBL (gamma-butirolactona), íntimamente relacionados entre sí; la metanfetamina, y la mefedrona. “Si bien es cierto que existen otras sustancias que se usan con frecuencia en este entorno, y que van desde los potenciadores sexuales como el sildenafilo o cualquier análogo de Viagra, hasta distintos tipos de vaporizantes, como los poppers, pasando por sustancias más clásicas como el alcohol y la cocaína”, recuerda.

Las tres primeras empezaron a relacionarse con el chemsex a partir de 2006. “En el Reino Unido en esa época se contabilizaron cero pacientes que usaban mefedrona. Diez años más tarde, las cifras de consumidores que usaban esta droga de forma regular superaban los 300.000, un incremento muy significativo”, observa el portavoz de La Paz.

Interferencias

Ante esta situación los especialistas deben observar si existen interacciones entre los antirretrovirales y estas drogas en los casos de VIH. “Algunas de estas sustancias, como la quetiapina, pueden interferir con aquellos tratamientos de mayor potencia, por ejemplo cobicistat o ritonavir. Debemos intentar que no se combinen”, recomienda Pérez Valero.

Según su experiencia, no hay estudios que hayan valorado los efectos de usar estas sustancias junto con los tratamientos mencionados, “pero por datos in vitro de su metabolismo se estima que el uso concomitante de ambas puede aumentar la concentración de la droga y, por lo tanto, potenciar sus efectos”, comenta. No obstante, las sobredosis y complicaciones graves por chemsex que se ven en urgencias suelen estar más relacionadas con la combinación del alcohol con GHB o GBL que con la potencial interacción de los antirretrovirales. “En cualquier caso, los especialistas intentamos no ofrecer ese tratamiento problemático que he mencionado anteriormente en los casos en los que detectamos la práctica de chemsex”, señala.

  • “El principal signo de alerta es el cambio repentino del comportamiento de los pacientes, que a menudo vienen irritados”

Cambio de comportamiento

El principal signo de alerta para los clínicos es el cambio repentino del comportamiento de sus pacientes. “Es frecuente que vengan irritados, con problemas de atención, habiendo sufrido recientemente una ruptura de pareja o un despido laboral…”. En opinión del especialista, son señales indicativas de que el chemsex ha empezado a ser problemático.
“Para saberlo con mayor certeza, nosotros preguntamos de forma rutinaria a algunos de nuestros pacientes por el consumo de todo tipo de sustancias, y específicamente por su uso durante las prácticas sexuales. En especial, consultamos a aquellos sobre los que albergamos sospechas, y también a aquellos con ITS, como los infectados por VIH”, explica.

En cualquier caso, según su experiencia, la práctica del chemsex no tiene por qué ser siempre problemática: “Hay una primera fase o un perfil de personas que lo utilizan para mejorar la experiencia sexual. Muchas de ellas emplean estas drogas exclusivamente cuando van a tener relaciones sexuales, de forma muy ocasional. No tienen datos de dependencia, ni síntomas de abstinencia. En definitiva, su consumo está controlado”, afirma Pérez Valero.

Teniendo en cuenta estos perfiles, los sanitarios tienden a ofrecer información completa sobre lo que ocurre si se practica chemsex sin tomar las debidas precauciones. “Es la única opción que está en nuestra mano para minimizar riesgos, y evitar complicaciones como sobredosis o el contagio de ITS”, indica. A todos ellos se les recomienda realizar una prueba de despistaje de infecciones de transmisión sexual cada tres meses para que si se da algún caso de contagio, se aborde de forma precoz y se evite el contagio.

#Dos #aplicaciones móviles sobre #VIH

Postado em

 

La infección por VIH y su potencial evolución sindrómica hacia un estatus de inmunodepresión ha sido, y es, uno de los mayores retos de los sistemas de salud pública del mundo. En los años 80 y 90 la mayor parte de los esfuerzos que se hicieron consistían en divulgar las vías de contagio conocidas, y promover la adopción de medidas de protección individual. Como decía un acertado eslogan de la época, “la mejor vacuna es la información”. Posteriormente, la llegada de los antirretrovirales supuso un cambio radical en el curso de la enfermedad para millones de personas, que dispusieron de la posibilidad real de cronificar su evolución y evitar el desencadenamiento de potenciales efectos inmunodepresivos.

Sin embargo, la espectacular mejora que ha llegado para la situación clínica de los pacientes ha conllevado, según muchos expertos, una menor tensión en la valoración de los riesgos de contagio por parte de la población, y el problema del VIH – SIDA ha dejado de ocupar el interés de muchos medios de comunicación. Hasta que se pueda disponer de una vacuna eficaz, las autoridades sanitarias de los países occidentales insisten en la necesidad de mantener la guardia, generalizar el conocimiento de las vías de contagio entre las nuevas generaciones, facilitar la realización de pruebas diagnósticas de manera sencilla e inmediata, y promover la no estigmatización o discriminación de los portadores. A estos objetivos contribuyen una gran cantidad de aplicaciones que pueden emplearse en los dispositivos móviles, y que en muchos casos resultan sistemas útiles para acercar la información a amplios grupos poblacionales. Revisamos a continuación dos aplicaciones con orientaciones diferentes pero complementarias.

Vivencias de los portadores: Vertical / Horizontal.

Vertical / Horizontal (cuyo nombre juega con el acrónimo VIH) es obra de la productora videográfica española Factuals Film, y se ha concebido como un documental basado en preguntas y respuestas sobre el SIDA. Se estructura a modo de pequeñas videocápsulas a las que se accede mediante un sistema de navegación minimalista, y constituye un concepto original de aplicación de esencia visual y no transaccional u operativa.

Según sus autores, pretende ser no sólo un soporte de ayuda personal a la información de quienes estén interesados en el tema, sino espacialmente una herramienta que puede usarse en combinación con charlas sobre salud sexual o para generar debates en espacios educativos y sociales.

Para organizar las preguntas y respuestas que componen el documental, la productora afirma que se basó en los resultados del informe “Creencias y actitudes de la población española hacia las personas con VIH de 2010”, de la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud en España (FIPSE). Ahí se recogía el dato que señalaba la incomodidad de una parte numéricamente relevante de la población española a entrar en contacto con el grupo de afectados portadores del virus, que quedó patente con cifras como que el 20% de la población creía que la ley debería obligar a que las personas con VIH estuviesen separadas del resto en determinados lugares. Otro dato que se consideró, de aquel informe, es el que afirmaba que el 18% de los ciudadanos apoyaría que se hiciesen públicos los nombres de los enfermos.

Esta app documental recoge el testimonio de cerca de 35 personas con VIH. La aplicación -que ella misma recomienda se utilice con auriculares- empieza sugiriendo preguntas de forma aleatoria al usuario, y así le permite adentrarse en un modelo de navegación sencillo. El usuario puede elegir qué respuesta quiere conocer primero y, según sus selecciones, la aplicación se va adaptando sucesivamente. Cada pregunta es respondida por un seropositivo, combinando la expresión de sus vivencias y la transmisión de información adecuada y rigurosa a los fines preventivos. Existen diversos sub-temas (como ámbito sexual, investigación básica, origen del virus, etc.) a los que se llega de manera directa mediante navegación, o de forma inducida por la propia app. Se recomienda su uso con conexión wifi, por la demanda de datos que requiere la reproducción de vídeos.

Información y recursos sanitarios: VIH/SIDA Cruz Roja Española.

Esta aplicación tiene un carácter bien distinto a la anterior, y se centra en el acceso a los recursos informativos, diagnósticos y asistenciales útiles en materia de VIH – SIDA. Ha sido desarrollada por el Servicio Multicanal de Información y Prevención del VIH de Cruz Roja Española en colaboración con el Plan Nacional sobre el Sida.

La aplicación es básicamente un compendio de información dirigido de manera amplia a la población general, y específicamente a quienes tengan la necesidad de disponer de conocimientos más concretos, resolver dudas o incluso buscar el lugar en el que realizarse una prueba serológica. Precisamente, y sin perjuicio de que la prueba puede realizarse en farmacias, una de sus mayores aportaciones consiste en ofrecer una herramienta de búsqueda basada en la geolocalización de los centros públicos donde hacerse la prueba de detección del VIH.

Además de ello, a través de sus menús se estructura un compendio de información sobre la infección, que trata asuntos como vías de contagio, síntomas, utilidad de la prueba, etc. En conjunto, es un adecuado manual digital de asuntos relacionados con VIH – SIDA, de interés para la población general. Además, dispone de la posibilidad de facilitar el acceso a recursos adicionales de Cruz Roja mediante teléfono, chat, correo electrónico, redes sociales o página web.

#Medicamentos contra el #cáncer pueden reactivar el #VIH (Mol Cell)

Postado em

 

Revelan un mecanismo que controla la latencia del VIH.

 Las personas que viven con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) deben tomar una combinación de tres o más medicamentos diferentes cada día durante el resto de sus vidas. Desafortunadamente, siguiendo este estricto plan de tratamiento, pueden sufrir efectos secundarios que van desde mareos leves hasta daño al hígado potencialmente mortal; pero si dejan de tomarlos, el virus que se esconde dentro de sus células puede resurgir espontáneamente.
De hecho, el VIH latente, que puede ocultarse en las células durante muchos años, es una barrera crítica para una cura. Los investigadores están explorando dos estrategias principales para abordar este problema: reactivar y destruir el virus latente (una estrategia llamada “choque y matanza”) o encontrar una manera de silenciarlo para siempre.
En un esfuerzo por abordar ambas estrategias, un equipo de científicos de los Gladstone Institutes, en San Francisco, California, Estados Unidos, estudia fármacos que interrumpen la latencia y que eventualmente podrían utilizarse para tratar a pacientes infectados. Recientemente descubrieron cómo un nuevo fármaco llamado JQ1, que actualmente se encuentra en ensayos de cáncer humano de fase temprana, puede reactivar el VIH latente.
“Nuestro descubrimiento nació de la frustración”, explica la investigadora principal de Gladstone, Melanie Ott, cuyo trabajo se detalla en un artículo publicado en la revista “Molecular Cell”. “Ya sabíamos que el fármaco JQ1 tiene como objetivo una proteína llamada BRD4, pero nuestros experimentos no dieron resultados consistentes, luego empezamos a buscar diferentes formas de la proteína e inesperadamente encontramos que una forma corta era la clave para silenciar el VIH”, añade.
Al identificar este nuevo papel para la forma abreviada de BRD4, el equipo de Ott podría finalmente explicar un mecanismo que controla la latencia del VIH. Estos expertos mostraron que el fármaco JQ1 se dirige y elimina la forma corta de BRD4, que luego permite que el virus haga copias de sí mismo.
“Muchas personas en el campo ni siquiera saben que existe una forma corta de BRD4 –señala Ryan Conrad, un erudito posdoctoral en el laboratorio de Ott y primer autor del estudio–. Al identificar el papel de esta proteína en el VIH, descubrimos que también puede estar involucrada en la lucha contra otros virus relacionados con el VIH. Por lo tanto, nuestros hallazgos podrían proporcionar nuevas perspectivas de un antiguo mecanismo de defensa celular contra los virus invasores”.
El estudio también podría afectar a una gama más amplia de enfermedades, ya que el fármaco JQ1 ya está siendo probado como una forma de dirigirse a la proteína BRD4 para tratar el cáncer, la insuficiencia cardiaca y la inflamación.
Muchos científicos se concentran en la estrategia de “activar y matar” como una forma de curar el VIH, pero cada vez más de ellos están cambiando su enfoque a silenciar el virus. El mecanismo descubierto en Gladstone puede apoyar ambas estrategias: manipular la proteína BRD4 para ayudar al resurgimiento del VIH o para fortalecer la capacidad del cuerpo de suprimirlo.
“Silenciar y reactivar el VIH a menudo son vistos como enfoques competitivos, pero creo que en realidad podrían combinarse para desarrollar terapias más efectivas en el futuro”, agrega Ott, también profesora en el Departamento de Medicina de la UCSF School of Medicine. “Se podría empezar por activar y matar el virus que es fácil de atacar y, a continuación, utilizar mecanismos de silenciamiento para retardar el resurgimiento de los virus latentes”.
Esta estrategia podría permitir que los pacientes dejen de tomar fármacos y que transcurran varios años antes de que el virus se reactive. Para entonces, el sistema inmunológico podría ser lo suficientemente fuerte como para eliminar el virus a medida que surja. “Así es como veo el futuro de la investigación de la cura del VIH”, afirma Ott.

Diseñan una nueva terapia capaz de favorecer la autodestrucción de las células infectadas por el VIH

Postado em

3

Sin causar ningún daño al resto del organismo.

Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén (Israel) han desarrollado una nueva terapia experimental contra el VIH que favorece la autodestrucción de las células infectadas por el virus sin causar ningún daño al resto del organismo.

El compuesto se basa en un péptido que hace que varias copias del ADN del virus entren en la célula infectada, en lugar de una sola, lo que favorece dicha autodestrucción, según han observado en un pequeño ensayo clínico con muestras de sangre de diez pacientes en el Kaplan Medical Center de Rehovot.

Dicha investigación ha demostrado que el compuesto disminuyó la presencia del virus hasta un 97% en tan sólo ocho días, según han informado los investigadores.

El VIH se trata actualmente con diferentes combinaciones de fármacos que frenan la progresión del virus en el organismo pero que no consiguen la curación definitiva, lo que ha permitido cronificar esta enfermedad que hasta hace sólo unos años era mortal.

Con este nuevo enfoque se están destruyendo las células que contienen el virus por lo que “no hay posibilidad de que despierte de nuevo algún día”, ha destacado Abraham Loyter, uno de los descubridores de dicha terapia.

El hallazgo coincide con el anuncio la semana pasada del Ministerio de Sanidad de Israel de que por primera vez van a comenzar a distribuir medicamentos profilácticos a poblaciones con mayor riesgo de contraer el VIH, después de haber demostrado su eficacia para prevenir la enfermedad en caso de contacto.

La enzima proteasa podría ayudar a luchar contra el VIH en lugar de incentivarlo (PLoS Pathog)

Postado em

3

Si se retrasa el brote de nuevas partículas de VIH, la proteasa destruye el virus en lugar de ayudarle a extenderse.

Cuando nuevas partículas del virus del sida brotan de una célula infectada, una enzima llamada proteasa se activa para ayudar a los virus a madurar e infectar más células, por lo que los modernos medicamentos contra el sida controlan la enfermedad mediante la inhibición de la proteasa. Ahora, investigadores de la University of Utah, en Estados Unidos, han hallado una manera de convertir la proteasa en una espada de doble filo: si retrasan el brote de nuevas partículas de VIH, la proteasa destruye el virus en lugar de ayudarle a extenderse.

Los autores de este trabajo, que se detalla en un artículo publicado en la edición digital de “PLoS Pathogens”, creen que podría llevar, en aproximadamente una década, a nuevos tipos de medicamentos contra el sida con menos efectos secundarios. “Podríamos usar el poder de la propia proteasa para destruir el virus”, sugiere el virólogo Saveez Saffarian, profesor asociado de Física y Astronomía en la University of Utah y autor principal del trabajo.

Los llamados cócteles o mezclas de inhibidores de la proteasa surgieron en la década de 1990 y se convirtieron el síndrome de inmunodeficiencia adquirida en una enfermedad crónica y manejable para las personas que pueden pagar los medicamentos. Sin embargo, tiene efectos secundarios como redistribución de la grasa en el cuerpo, diarrea, náuseas, erupción cutánea, dolor de estómago, toxicidad en el hígado, dolor de cabeza, diabetes y fiebre.

“Tienen efectos secundarios que perjudican a los pacientes”, subraya Mourad Bendjennat, profesor asistente de Investigación en Física y Astronomía y primer autor del estudio. “Y el virus se vuelve resistente a los inhibidores. Es por eso que se utilizan cócteles”, agrega Bendjennat, resaltando que al descubrir el mecanismo molecular de la proteasa que interactúa con el VIH se está desarrollando un nuevo enfoque que puede ser muy eficaz en el tratamiento de la propagación del VIH.

Sin embargo, los autores de este trabajo hacen hincapié en que el análisis es investigación básica y que se tardará una década antes de que se realicen más exámenes que lleven a poder desarrollar el enfoque para nuevos tratamientos contra el sida.

Dentro de una célula infectada por el VIH, las nuevas partículas de virus se construyen en gran medida con una proteína llamada Gag. Las enzimas proteasas se incorporan en nuevas partículas virales, a medida que se construyen, y se cree que se activan después de que las nuevas partículas “broten” fuera de la célula infectada y luego se separen de ella.

Las partículas comienzan a brotar de la célula huésped en un recipiente en forma de saco llamado vesícula, el cuello del cual finalmente se separan de la membrana externa de la célula infectada. “Una vez que las partículas se liberan, las proteasas se activan y las partículas se transforman en VIH maduro, el cual es infeccioso”, dice Saffarian.

“No hay un mecanismo interno que dice la activación de la proteasa, que no se entiende bien -añade–. Hemos encontrado que si ralentizamos el proceso incipiente, la proteasa se activa mientras que la partícula de VIH sigue conectada a la membrana externa de la célula huésped [infectada]. Como resultado, se expulsan todas las proteínas dentro de la partícula de VIH incipiente, y aquellas enzimas esenciales y proteínas se escapan en la célula huésped. La partícula sigue brotando y liberándose de la célula, pero ya no es infecciosa porque no tiene las enzimas que necesita para madurar”.

Los científicos descubrieron que podían reducir la velocidad de las partículas de VIH incipientes fuera de las células al interferir en la forma en que interactúan con las proteínas llamadas ESCRTs, que están involucradas en ayudar a evitar el paso de partículas de VIH incipientes, esencialmente, cortándolas de la célula huésped infectada.

Um comprimido para prevenir o VIH

Postado em

GettyImages

Prestes a ser aprovado na Europa medicamento que evita a transmissão do vírus

SARA SÁ

Jornalista

Na América já está a ser usada desde 2012 e agora a Europa prepara-se também para aprovar a medicação que previne a transmissão do VIH. Profilaxia Pré- -exposição (sendo usada a sigla PrEP) assim se chama, mas não é mais do que um comprimido por dia, um dos dois usados no tratamento de uma pessoa já infetada. Só que, neste contexto, é dado numa lógica de prevenção. Como se fosse uma vacina ou uma pílula contracetiva. Vários estudos, publicados em revistas científicas reputadas como o New England Journal of Medicine, atestam a eficácia desta abordagem na prevenção da infeção, com uma eficácia na ordem dos 90 por cento. “Estamos num momento de viragem em que podemos elevar o nível de travagem da infeção a outro patamar”, nota o diretor do Programa Nacional para a Infeção VIH/Sida, António Diniz. “Ao fim de trinta anos, temos de reconhecer que o preservativo não é suficiente, sobretudo para as pessoas que mais precisam dele. Há sempre pessoas que não o utilizam, nem vão utilizar, e a PrEP é a primeira alternativa que temos”, reforça o médico.

França já começou a utilizar esta abordagem, graças a uma autorização especial da ministra da Saúde. Os restantes países europeus aguardam pela aprovação, por parte da Agência Europeia do Medicamento, para a utilização do medicamento numa lógica preventiva.

Antes de começarem a fazer esta medicação, os candidatos (a quem não se pode chamar de doentes, uma vez que se trata de pessoas não infetadas) são avaliados quanto ao seu nível de risco e capacidade de cumprir o esquema terapêutico, que deve ser acompanhado em consultas a cada três meses. Com este novo aliado, o objetivo agora é que até 2030 o VIH deixe de ser uma ameaça de saúde pública.

Diseñan una molécula eficaz frente al VIH, la hepatitis C, el dengue y el virus del Nilo Occidental (PNAS)

Postado em

Abre la vía a la creación de una nueva familia de fármacos antivirales de amplio espectro que actúen contra más de un virus al mismo tiempo.

Una investigación internacional en la que han participado el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa y la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona (UPF) ha permitido diseñar una molécula experimental que ha demostrado eficacia antiviral frente al VIH, la hepatitis C, el dengue y el virus del Nilo Occidental.

Un descubrimiento que abre la vía a la creación de una nueva familia de fármacos antivirales de amplio espectro que actúen contra más de un virus al mismo tiempo. Lo que permitiría, según sus autores, tratar con un solo medicamento a los pacientes coinfectados por VIH y hepatitis C.

En dicho hallazgo, cuyos resultados publica la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences” (PNAS), también han participado científicos de la Universidad de Siena (Italia), donde se ha diseñado este compuesto que inhibe una proteína celular denominada DDX3, esencial para la replicación de virus pertenecientes a diferentes familias.

Los ensayos en cultivos celulares de la molécula han demostrado que ésta consigue inhibir la replicación de los virus del Nilo Occidental, la hepatitis C y dengue, así como algunas cepas del VIH resistentes a antirretrovirales.

Dado que los virus dependen de la célula infectada para reproducirse, los investigadores llevan tiempo intentando bloquear ciertos procesos de la célula huésped necesarios para su replicación con el objetivo de desarrollar fármacos panvirales, con capacidad para inhibir diversos virus al mismo tiempo.

En este caso los investigadores diseñaron una familia de moléculas centradas en la DDX3 que se mostraron “especialmente potentes” frente a la hepatitis C, según ha explicado Miguel Ángel Martínez, responsable del grupo de Variabilidad genética y fenotípica del VIH y del VHC de IrsiCaixa, y las probaron en un prototipo con virus que tuvieran un genoma o una estrategia replicativa similar, como el virus del Nilo Occidental y el virus Dengue.

“Nuestro estudio demuestra que la utilización de una diana celular puede permitir el diseño de fármacos panvirales”, según este experto, que no obstante admite que la efectividad del compuesto todavía tendrá que confirmarse con más estudios ‘in vitro’ y en modelos animales antes de plantear el diseño de fármacos basados en él.

Además, según el jefe del grupo de Patogénesis del VIH de IrsiCaixa, José Esté, apunta que “al tratarse de una estrategia distinta a las conocidas actualmente y dirigida a un factor celular, en lugar de al virus, se abre la posibilidad de generar combinaciones de fármacos que impidan la aparición de virus resistentes”.

Los estudios de toxicidad han demostrado además que la actividad de DDX3 es esencial para la replicación viral, pero su inhibición es hasta cierto punto tolerada por la célula, por lo que utilizarla como diana no dañaría en gran medida a la célula huésped.

Aunque será necesario profundizar en los posibles efectos secundarios de estas moléculas, DDX3 podría así servir como diana para una nueva familia de antivirales de amplio espectro que también podría incluir a otros virus como ébola, zika o chikungunya.